Prefectura de Argentina sospecha que intendente paraguayo provee drogas

Información de inteligencia criminal del vecino país, a la que accedió ÚH, involucra a un jefe comunal del Departamento de Ñeembucú, y a su hermano, en red de tráfico de estupefacientes.

Oriundo de ltá Corá (una pequeña compañía en el sur de Ñeembucú), Ariel Arce es sospechado de contribuir en un esquema narco como proveedor de drogas, desde la frontera con Argentina.

Se trata del intendente electo de la localidad de Mayor J. Martínez, a 398 km de Asunción, en el Departamento de Ñeembucú. Candidato del Partido Colorado, fue elegido con más de 1.300 votos frente a 950 votos que obtuvo una alianza.

Además del jefe comunal, está en la mira su hermano Hugo Arce, propietario de un majestuoso hotel en Itá Corá, a orillas del río Paraná. Según lugareños, los hermanos son dueños de camiones de gran porte que hacen trabajar, pero, su poder adquisitivo no deja de llamar la atención. Con asombro cuentan pobladores, cómo de un tiempo a esta parte, el hotel Itá Corá luce imponente.

La Prefectura de Itatí tiene en su radar a los hermanos, de quienes sospecha, son proveedores de drogas, principalmente de marihuana, hasta costas paraguayas. Serían otros los encargados de cruzar la droga hacia territorio argentino, según la información a la que accedió este medio.

La localidad argentina de Itatí, provincia de Corrientes, al otro lado del río Paraná, se ha convertido en una especie de corredor de la droga procedente de nuestro país.

“(…) ellos (los Arce) manejan como proveedores hasta costas paraguayas, y después son otros, o al menos es la información que nosotros manejamos, los que hacen el tema del paso”, confió a ÚH una autoridad del vecino país.

“La ciudad es uno de los muchos lugares por donde ingresan drogas ilegales a Argentina, que es uno de los mayores mercados de consumo de estupefacientes del mundo, así como una activa ruta de tránsito de parte de la cocaína en dirección a Europa y otros destinos”, publicó sobre esta localidad correntina la fundación InSight Crime, que investiga el crimen organizado.

OPERATIVO SAPUCAY

Los hermanos Arce fueron señalados por un testigo en la causa relacionada al sonado operativo Sapucay, que desarticuló en la Argentina una megaestructura narco.

Corría el año 2017, cuando en la tranquila Itatí se desplegó una gran operación antidrogas a la que se llamó “Sapucay”, que terminó por tumbar al entonces intendente de la localidad, Natividad Terán.

El sitio web de la agencia de noticias oficial de la República Argentina Télam publicó que un testigo declaró bajo reserva de su identidad, que las organizaciones criminales compraban la droga de los hermanos Arce. Sus clientes eran, según el testimonio reservado, “Los Gordos”, organización liderada por Luis Saucedo, y “La Morenita”, comandada por Federico Marín.

“Sobre el origen de la droga, el testigo refirió que en Paraguay la manejan ‘los hermanos Hugo y Ariel Arce’ que la traen del ‘norte’ de su país hasta la ciudad de ‘Ayolas’ y desde allí la distribuyen ‘todo por agua’ a Itatí, Yahapé, Paso de la Patria y la ciudad de Corrientes”, publicó la agencia de noticias de la Argentina.

Luis “el gordo” Saucedo, había sido detenido por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en la ciudad de Pilar, en setiembre de 2019. Era buscado por la Justicia argentina en relación con el operativo Sapucay. Inspector de Policía en la administración de Terán, que según un testigo anónimo, que habló con los fiscales argentinos, “trabajaba muy de cerca con Hugo y Ariel Arce, hermanos que transportaban marihuana en camión desde el norte de Paraguay hasta la ciudad de Ayolas, río arriba de Itatí”, publicó también la fundación InSight Crime.

Los hermanos Arce no poseen causa alguna en nuestro país, y tampoco existen investigaciones en curso en contra de ellos, según averiguaciones de este diario.

DEJADEZ

Sin una oficina permanente de la Senad y con un solo oficial de policía antinarcóticos para cubrir todo Ñeembucú, organizaciones delictivas ganan terreno y se consolidan en el departamento.

En la Argentina son últimamente constantes las incautaciones de drogas, principalmente, de marihuana paraguaya. En el portal oficial del Estado argentino, a menudo, se publica sobre estos decomisos en la frontera con nuestro país. También desfilan las personas detenidas, mientras que del lado paraguayo casi no se escuchan resultados.

Milciades Ramos, fiscal interino de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico de Ñeembucú, contó hace unos días a nuestro medio las carencias en el combate al narcotráfico en ese departamento del país. No se tiene una oficina permanente de la Senad, desde hace aproximadamente dos años, comentó.

La oficina habría dejado de funcionar por falta de rubro, según el fiscal. “Años anteriores se tenía acá una oficina de la Senad, y con ella se consiguió tener procedimientos, incautaciones, pero eso, años atrás, y ahora no se tiene más”, lamentó Ramos. “Faltaría dotar de infraestructura y una agencia de la Senad no estaría mal en la zona, porque Ñeembucú es grande”, sentenció.

Desde la institución antidrogas respondieron que por una cuestión estratégica, con base en ciertas coyunturas que se deban en la ciudad de Pilar, se decidió el traslado de la regional a San Ignacio Misiones. “La decisión obedecía a que las autoridades del Ministerio Público, de la zona de Pilar, no cooperaban para la realización de tareas operativas, eran prácticamente nulas”, manifestó el vocero Francisco Ayala.

Paraguay, como es sabido, es el principal productor de marihuana de la región. El 80% de la producción va al Brasil, y un 15% a la Argentina, según datos proporcionados por la Senad.

Entre los años 2017 y 2020, solamente en la provincia de Misiones se incautaron de más de 68.791 kg de marihuana procedentes de Paraguay, según un informe del Observatorio Provincial de Drogas.

La Senad, desde el año 2017, opera de manera conjunta con organismos de Argentina para la lucha contra el crimen en la región. Se lograron 59 operaciones antidrogas y más de cinco millones de dólares en pérdidas al narcotráfico, se informó. UH