PJC. Acusan a 4 personas por lavado de activos procedentes del narcotráfico internacional

La Fiscalía formuló acusación contra cuatro personas y pidió llevarlas a juicio oral por lavado de activos procedentes del tráfico internacional de drogas. También se solicita el comiso de bienes.

En el marco del operativo Status, se presentó acusación contra Víctor Javier Paredes Valenzuela, Luis Alberto Benítez Escobar, Juan Darío Echague González y Noelia Giménez, por lavado de activos procedentes del tráfico internacional de drogas.

La investigación está a cargo de  los fiscales de la Unidad especializada en la Lucha contra el Narcotráfico Fabiola Molas, Ysaac Ferreira y Osmar Segovia, quienes solicitaron elevar la causa a juicio oral y público, además del comiso de inmuebles y vehículos de alta gama. El pedido va dirigido al juez especializado en Crimen Organizado, Gustavo Amarilla

Inmuebles supuestamente provenientes del lavado de activos.

Según la investigación, en Brasil fue creada una organización criminal dedicada al tráfico internacional de sustancias ilícitas, la que desde el  2015 hasta el 2020 traficó unos 19 cargamentos de cocaína, atribuidos por autoridades brasileñas al Clan García Morínigo, con un total tres toneladas.

Integrantes de dicho grupo llegaron a Pedro Juan Caballero en el 2013, para radicarse de manera definitiva, con el fin de abrir empresas de fachadas lícitas, financiadas con recursos provenientes de actividades ilegales, mediante testaferros próximos a la organización.

Con el caudal de dinero que acumulaban, llevaban una vida de lujos para ellos, sus parientes y para financiar los salarios de quienes trabajaban para ellos.

Desde el 2016, la sucursal de la casa de cambios Zafra Cambios S.A. de Pedro Juan Caballero, operaba a favor de la organización, cambios de dólares por real o real por dólares, retiro y entrega de dinero en efectivo y solicitud de depósitos a terceros en agencias bancarias de Brasil, sin dejar constancia de esas operaciones.  Todo esto, a pedido de Robson Lourival Alcaraz Ajala (con orden de captura internacional) a través de Julio César Duarte Servián, quienes hacían las tratativas.

La Fiscalía pidió al Juzgado el comiso de bienes.

Las personas acusadas hoy, integrantes del clan García Morínigo, fueron detenidas el 11 de septiembre del 2020, durante distintos allanamientos hechos en Pedro Juan Caballero. El principal operador logístico del esquema de lavado de activos es supuestamente Julio Duarte Servián, procesado y a la espera del juicio.

Víctor Javier Paredes Valenzuela conformó la firma Grupo Factor S.A conjuntamente con Luana García Morinigo (con orden de captura internacional), con la cual se inyectó el capital proveniente de las actividades ilícitas del tráfico internacional de sustancias

En relación a los demás procesados se tiene al contador de la misma firma Luis Benítez, quien a su vez ejerció el rol de síndico titular de la firma, otorgando con su función el aspecto legal, a fin de disimular el origen del dinero con el cual fue constituida.

Por su parte, el accionista de la casa de cambios referida y presidente de la sucursal Pedro Juan Caballero durante el 2018, Juan Darío Echague, es señalado por su cercana vinculación con el principal operador Julio Duarte Servián, como la persona que debía conocer los manejos de la misma. ya que con esta empresa realizaban cambios de dólares por real o real por dólares, retiro y entrega de dinero en efectivo y solicitud de depósitos a terceros en agencias bancarias de Brasil, sin dejar constancia de las operaciones.

Echague y Servián adquirieron en calidad de condominio, diversos inmuebles de gran valor en zonas estratégicas de Asunción y alrededores.

Además, Noelia Giménez, esposa de Julio César Duarte Servián, realizó una variedad de operaciones financieras para asistir a la organización criminal, tanto a través de Zafra Cambios S. A. sucursal Pedro Juan Caballero, como de Uniexpress S. A., con el fin de legitimar los bienes que proceden de las actividades delictivas relacionadas al lavado de activos proveniente del tráfico internacional de drogas peligrosas. Así, facilitó el movimiento de fondos para ocultar y disimular el origen ilícito.

La mujer tiene registrado a su nombre varios bienes muebles e inmuebles adquiridos durante el periodo en el que ocurrieron los hechos, con el fin de ocultar el origen ilícito de los activos recibidos a través de Servián e insertarlos al sistema financiero legal- HOY