Joven fue asesinado por escribir con esposa ajena

La víctima fue hasta la casa de su compañero, que lo recibió a balazos. El hombre fue auxiliado hasta el hospital de Guayaibí, pero no aguantó y falleció.

Rodrigo Medina, de 23 años, fue asesinado de un escopetazo a la altura del pecho, luego de ser pillado que escribía con la esposa de uno de sus compañeros de trabajo, con quien construían una iglesia evangélica. El trágico hecho ocurrió cerca de las 20:30 del miércoles, en la cuadrante Morumbi 2, del barrio San Pedro del distrito de Guayaibí, departamento de San Pedro.

Según los primeros datos, Édgar, el supuesto autor y compañero de Rodrigo, revisó el celular de su esposa y descubrió que chateaba con el ahora asesinado, por lo que reclamó a su compañero.

Rodrigo, tratando de solucionar y aclarar todo, decidió ir hasta la casa de su amigo, pero fue recibido a balazos. “Ayer a la noche, el joven fue hasta la casa del supuesto autor para hablar y solucionar el problema, según contó el testigo que acompañaba al muchacho, pero antes de que lleguen a la casa, este Édgar salió en la vereda con una escopeta y le disparó”, contó el oficial Hugo Marín, de la Comisaría 20 del barrio San Pedro.

El muchacho cayó en medio de la calle y fue auxiliado por otro amigo que lo acompañaba, quien lo llevó hasta un hospital, pero la víctima no aguantó la herida y falleció. Por su parte, el supuesto autor se dio a la fuga y hasta esta mañana no se sabía de su paradero.

Sin embargo, los familiares dijeron que el tal Édgar envió un audio a la víctima diciéndole que vaya a su casa a solucionar el problema. “Mi primo es muy bueno y como él no quiere tener problema con nadie, se fue hasta su casa, donde le tendieron una trampa. Cuando él iba a entrar a la casa, vio que tenía el arma e intentó correr, pero ahí, otra persona lo detuvo y al retroceder cayó en un pozo, donde le dispararon”, contó Virginia Torres, prima del asesinado.

Tras el trágico suceso, los familiares piden que se haga justicia y no quede en el oparei. EXTRA.