Detuvieron al presunto sicario, responsable del tiroteo en San Bernardino el pasado domingo