Detenido por secuestro de brasileña niega implicancia y señala a la Policía

Germán Barreto, uno de los principales sospechosos del secuestro de la brasileña Sandra Maceda, alegó este miércoles que es inocente y dijo que la Policía lo sacó de su vivienda cuando estaba trabajando.

La Policía Antisecuestro logró el rescate de Sandra Cristina Maceda Rubert este martes, en una zona boscosa de la Colonia Guaraní del Este.

Los intervinientes primero dieron con el supuesto negociador y líder del grupo, identificado como Germán Barreto, quien salía del lugar para realizar una llamada.

El hombre habló brevemente con los medios de prensa este miércoles y manifestó que los agentes lo detuvieron en su casa, cuando estaban trabajando. Además, dijo que su familia no tiene nada que ver con el secuestro.

“Ellos me agarraron cuando estaba trabajando, fueron los que me llevaron hasta la señora y mostraron donde estaba ella”, dijo el hombre a NPY.

Barreto fue consultado si desde su teléfono realizaba las llamadas, a lo que contestó que los intervinientes tienen su celular y ellos podrán revisar si hacía o no las llamadas.

El supuesto líder del grupo también mencionó que vive hace 20 años en el lugar y que se dedica al trabajo en el campo, al igual que toda su familia.

Además, denunció que como los intervinientes “no encontraron a nadie que les sirva”, lo detuvieron a él.

“Eso es lo que puedo decir, como no encontraron a los secuestradores, nosotros caímos”, expresó.

Barreto también dijo que en la zona donde vive “se conoce que hay contrabando”, pero que el mismo tampoco tiene nada que ver con eso. “Yo solamente estaba tranquilo en mi casa hasta que llegaron”, insistió.

Los detenidos fueron identificados como Germán Barreto González, Reinaldo Barreto, Hernán Barreto y Blanca González, quienes estarían emparentados. Además, hay un quinto integrante que logró escaparse, según informaron los investigadores.

Por otra parte, la defensora de Barreto y su esposa, Blanca González, mencionó que ambos denunciaron que fueron atacados en su casa y que supuestamente fue la policía la que los guio hasta la mujer.

“La señora me dijo que su marido le pasó el teléfono y por eso la detuvieron, pero vamos a ver a quién pertenece el número”, adelantó la abogada.

El plagio de Sandra Maceda se produjo el sábado pasado en el distrito de Mbaracayú, Departamento de Alto Paraná. Su rescate se dio antes de 72 horas de ello, pocas horas antes de vencer el plazo establecido por los secuestradores para el cobro de USD 250.000 que se redujo a USD 200.000, según señaló la fiscala Zunilda Ocampos. 

Un grupo táctico ingresó a un bosque de la zona y ubicó el lugar de cautiverio, que ya tenían localizado en parte con los datos del cruce de llamadas. Hubo un breve tiroteo en el sitio, sin que haya heridos, antes de que los agentes pudieran asegurar a la víctima y capturar a los secuestradores.

Actualmente, la mujer ya se encuentra sana y salva con sus familiares, pero deberá prestar declaraciones y aportar a las investigaciones de la Fiscalía. /úh/