Condenan a 20 y 21 años de cárcel a quienes secuestraron a un niño en Ponta Porã

PEDRO JUAN CABALLERO: Con la condena de dos secuestradores a 20 y a 21 años de cárcel a los procesados, llegó a su fin el juicio que se les seguía a tres personas de sexo masculino al hacer halladas culpables por el hecho punible de secuestro en el que resultó víctima Pedro U.A.R., brasileño de 12 años de edad.

El hecho que ocurrió a las 08:00 horas aproximadamente del 17 de agosto del año 2017, en la vecina ciudad de Ponta Porã, cuando el menor de edad estaba siendo traslado a la escuela por el chófer de la familia, momento en que fueron interceptados por sujetos armados que se encontraban en otro vehículo del cual descendieron y alzaron con el menor llevándolo con rumbo desconocido, mientras que el chofer fue liberado y fue corriendo a la casa para avisar lo que había sucedido.

De inmediato la Policía brasileña dio aviso a sus pares paraguayos iniciándose una afanosa búsqueda, más que nada hacia territorio paraguayo donde los investigadores a raíz de trabajos de inteligencia, manejaban que los secuestradores con el niño se encontraban en territorio paraguayo aguardando el pago por el rescate. Cuando el padre del niño se disponía proceder al pago, fue aconsejado para que no lo haga, pues al parecer ya tenían identificado el lugar donde tenían al niño secuestrado, y un breve tiempo después, al verse rodeados, los secuestradores no tuvieron más opción que liberar sano y salvo al niño y acabaron siendo aprehendidos por la Policía.

Luego de tres año de ocurrido el hecho, y después de tres días de desarrollo del Juicio Oral el Tribunal de Sentencias Especializado en Crimen de la capital del país, que estuvo integrado por las juezas, Gloria Hermosa, Mercedes Aguirre y Mesalina Inés Fernández, resolvió por unanimidad condenar a 21 años de cárcel a, Américo Sánchez y a 20 años de cárcel a Cesar Esteban y Ronald Arévalos, al ser hallados culpables de la acusación presentada por el Ministerio Público por el hecho punible de secuestro.

En la causa también fueron procesadas otras personas que trabajaban con la familia del niño secuestrado. Durante el proceso ésas personas fueron desvinculadas por no existir elementos de pruebas que las involucren en el hecho. La acusación estuvo a cargo de los agentes fiscales, Marcos Antonio Amarilla y Reinalda Palacios, ambos solicitaron la pena privativa de libertad de 20 años para los enjuiciados.

Informe: Ángel Recalde “Radio Imperio 103.1 FM, a la vanguardia de la información”.