Avivada se dio un día de princesa y trató de escapar sin pagar nada

Una joven avivada fue a parar tras las rejas luego de tomarse un día de princesa en un salón de belleza y tratar de escapar sin pagar una cuenta de más de G. 11 millones. También embaucó a un vendedor de ropas e incluso al chofer de Uber. Ocurrió el lunes en el centro de Ciudad del Este.

La que quería darse una vida de lujo sin tener que pagar es la joven Lisandry Ayala Montiel (21), con domicilio en Capiatá. El lunes al mediodía la misma fue hasta un conocido salón de bellezas y pidió todos los servicios posibles, como manicura, pedicura, cambio de color de pelo, etc etc. Mientras era atendida también pidió ropas y un vendedor fue a llevarle varios modelos.

Ya en horas de la noche y como una princesa en día de fiesta, con cabello y ropas nuevas, Lisandry pidió un Uber para ir hasta su hotel. Supuestamente allí pagaría con tarjeta la cuenta de G. 11.879.000. Sin embargo, la misma dio la dirección de otro hotel y fue hasta el suyo a buscar sus cosas para escapar. Por fortuna, los afectados la ubicaron antes q logre su objetivo y llamaron a la Policia Nacional.

FUENTE: CDE NOTICIAS