Policiales

Ypejhú: desactivan dinamita

YPEJHÚ. Explosivistas de la Fuerza de Operaciones Policiales Especiales (FOPE) desactivaron este jueves una dinamita en gel que había sido hallada en la vivienda de la familia Alderete Peralta, atacada ayer por un grupo de 30 hombres fuertemente armados.

Ya esta tarde hallaron otro explosivo que no detonó en la playa de venta de vehículos de la mencionada familia. Este artefacto tuvo que ser aislado entre arena cargada en un tambor y fue llevado a Asunción.

Este hallazgo se produjo mediante un can que detectó el objeto que se encontraba en el medio mismo de la vivienda. Según los expertos, el explosivo es muy peligroso, por lo que rápidamente fue sacado de allí atendiendo que estaba en pleno centro de la ciudad, en donde existe mucha concurrencia de gente.

Además, al mediodía de este jueves llegaron a la vivienda expertos brasileños pertenecientes a la Policía Federal del Brasil, quienes también realizaron las inspecciones y llevaron algunas evidencias para de esa manera cooperar con sus pares de Paraguay, que muy poco avances está teniendo en la investigación. Todos los vehículos hallados en la vivienda bombardeada fueron llevados a la comisaría de Ypejhú.

INVESTIGADORES NO SABEN NADA

Hasta el momento la policía del Departamento de Investigación de Delitos, a cargo del comisario principal Nelson Amado Vera Cantero no cuentan con ningún dato sobre los posibles atacantes, y decidieron allanar unas propiedades que luego corroboraron que pertenecían a la familia atacada. Inclusive detuvieron a dos empleados de la familia Alderete Peralta, lo cual fue cuestionado.

Los aprehendidos fueron identificados como Jorgelino Portillo Rodríguez y Julián Delmontes Piris, quienes, según el fiscal Jorge David Romero no están vinculados al ataque, por lo que solamente van a ser imputados por la violación de la ley de armas. Esta situación pone al desnudo la falta de capacidad de la policía de investigación que dirige el comisario Vera Cantero, según sus propios camaradas.

Estos seis allanamientos en donde estuvo el propio comandante de la Policía, comisario general Walter Vázquez, los hicieron para justificarse ante la presión de los superiores, pues como no sabían dónde realizarían cualquier tipo de procedimiento, decidieron allanar las propiedades de las víctimas.

Según nuestras fuentes, la Fiscalía recibió una orden superior para realizar esos allanamientos porque había dudas de la Policía. abc

Comentarios

Más popular

Hasta arriba