Policiales

‘Punto flaco’ de narcos le jugó en contra a Minotauro: su zona queda libre para otro mafioso

La detención de “Minotauro”, sindicado como uno de los nuevos líderes del narcotráfico en la zona fronteriza, fue celebrada por las autoridades paraguayas. El mismo fue capturado cuando disfrutaba de sus vacaciones en las playas brasileñas, que se configuran en un punto débil para los narcotraficantes.

Ayer en horas de la tarde se confirmó la detención del capo narco brasileño Sergio da Arruda Quintiliano Neto alias “Minotauro” en la famosa ciudad veraniega de Camboriú, ubicada en el estado de Santa Catarina.

El ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD), Arnaldo Giuzzio, destacó este hecho y sostuvo que fue “un paso adelante” en la lucha contra el narcotráfico, siendo también un objetivo muy importante para Paraguay.

Según indicó, “Minotauro” estaba siendo seguido desde hace bastante tiempo por las autoridades de ambos países y contaba con orden de captura en Brasil. Para lograr su ubicación, se utilizaron técnicas especiales que llevaron a encontrarlo en la zona de Santa Catarina.

Este capo narco estaba tratando de imponer su liderazgo en zonas como Pedro Juan Caballero y Capitán Bado, en el departamento de Amambay, llegando inclusive hasta Ypehû, departamento de Canindeyú.

Al momento de su detención, el mismo estaba alojado en un lujoso edificio de departamentos disfrutando de sus “vacaciones”, según lo confirmó el propio Giuzzio. “El crimen organizado y el narcotráfico también se encuentran de vacaciones, son momentos placenteros para las cabezas. Por lo general las playas son el punto neurálgico de su descanso”, expresó a la 650 AM.

Sobre este punto, el titular de la SENAD recordó que la mayoría de los narcotraficantes se esconden casi todo el tiempo en sus respectivas haciendas, lejos del alcance de las autoridades, por lo que las playas son un atractivo especial para ellos.

Sergio da Arruda Quintiliano Neto no contaba con ninguna causa pendiente en nuestro país por tráfico de drogas, sino por producción de documentos no auténticos debido a que poseía una cédula de identidad paraguaya que aparentemente fue elaborada con documentación falsa.

Giuzzio aclaró que si la detención de “Minotauro” se hubiera concretado en nuestro país, el mismo habría sido expulsado inmediatamente por la situación anteriormente mencionada y además por el hecho de que la orden de captura había sido emanada en Brasil. Asimismo, recordó que el vecino país no permite la extradición de sus connacionales, por lo que es inviable traerlo a Paraguay para que enfrente un eventual proceso penal.

El ministro antidrogas espera que la captura del capo narco brasileño no implique una serie de represiones en la zona fronteriza de nuestro país donde ejercía su mayor liderazgo y que esto más bien genere una cierta tranquilidad.

Admitió que “están a la expectativa” de ver quiénes van a ir asumiendo el control del negocio del narcotráfico en la frontera con el Brasil ante la caída de “Minotauro”, tal y como ocurrió tras la muerte de Jorge Rafaat y la detención de Jarvis Chimenes Pavâo.

“Es una detención muy importante que llega en forma absolutamente oportuna, en el momento en que estaba surgiendo, no como otras cabezas como Jarvis Pavâo, Cabeza Branca o Pingo Soligo que llegaron a consolidarse en la zona y tenían copado todo”, puntualizó. HOY

Comentarios

Más popular

Hasta arriba