Policiales

Messer usó a su madre muerta, suegra, esposa, hermanos, hijos y empleada

Por Mabel Rehnfeldt

Darío Messer no perdonó a nadie. Usó el nombre de su madre muerta, suegra de avanzada edad, su esposa, tres hijos y sus hermanos. Usó a la doméstica de su casa, a su administrador en Paraguay, a sus amigos y secretarios. Una gigantesca red de lavado de dinero en 52 países –incluido el nuestro– sirvió para sus crímenes. El presidente Cartes lo llamó su “hermano del alma” y Seprelad –órgano de prevención del lavado de dinero en Paraguay, dependiente de la Presidencia de la República– ignoró las operaciones y ninguneó alertas desde Brasil.

Darío Messer no le puso asco a nada para ascender y convertirse en el “doleiro” de “doleiros” y liderar una organización criminal que lavó la monumental cifra de más de 1.652.000.000 dólares, según la Fiscalía brasileña. En Paraguay contó con la ayuda de Seprelad –órgano de prevención de lavado de dinero, que depende de la Presidencia de la República–, que ignoró Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) emitidos por el Banco Nacional de Fomento (BNF) y alertas venidas desde el Brasil.

Usó hasta a su madre muerta

Darío Messer usó el nombre de su madre muerta, Fany Katz Messer, para ocultar la cuenta bancaria de fachada Muirfield LTD, que operó en su propio Banco Evergreen abierto en el paraíso fiscal de las Islas Antigua y Barbuda.

La cuenta le pertenecía a él.

Usó a su suegra de más de 90 años –Fany Stelzer– para enviar millones de dólares desde Brasil a sus cuentas del Banco Nacional de Fomento (BNF) en Paraguay y en Brasil la puso como propietaria de sus empresas de fachada abiertas para lavar dinero.

La señora figura como empresaria en Greenwood Empreendimentos Imobiliarios, en Doucet Empreendimentos Imobiliarios, en Beliver Empreendimentos Imobiliarios Ltda. y en Blostock Empreendimento Imobiliarios Ltda.

A la señora Stelzer –su suegra– la puso además como dueña de una cuenta bancaria perteneciente a la empresa Excelsior International INV. LLC 2 también abierta en el citado Banco Evergreen (la cuenta era de Darío). También la colocó como dueña de Quincy Enterprises LLC.

Su esposa Rosane Messer también aparece detrás de varias empresas como DT – Diatrade Comercio e Industria Ltda. y de la (aparentemente unipersonal) Rosane Messer, Administracao de Bens Proprios; la esposa de Messer administraba los inmuebles y cobraba los alquileres de un sinnúmero de propiedades.

Rosane es una “socialité” en Brasil, de hecho el matrimonio alterna con la farándula y la crema de la sociedad carioca. En sus domicilios fueron encontrados lotes de joyas y valiosísimos cuadros de artistas brasileños.

El viernes en horas de la tarde trascendieron los informes de la Receita Federal del Brasil y en ellos aparecen todas las conexiones de los contribuyentes ligados con las empresas.

Toda la parentela

Pero Messer no solo usó a su madre muerta y a su suegra de avanzada edad.

Usó a sus tres hijos también. Su hijo Dan Wolf abrió con el primo de Cartes (Juan Pablo Jiménez Viveros Cartes) la empresa Pegasus Inversiones en Paraguay. Y en Brasil los tres hermanos Messer –Debora, Denisse y Dan– figuran como propietarios de D3M Consultoría Empreendimentos e Participacoes Ltda. Además hizo que sus hijos abrieran cuentas bancarias en el Banco Evergreen, propiedad de Messer en las islas paradisiacas de Antigua y Barbuda. En la cuenta de Zetland International Business Ltd 1 también figuran los tres hermanos.

Usó también a su hermano José Luiz Messer y a Anita Waskman Messer, a quienes puso detrás de la empresa Wild Seed Ltd.

mabel@abc.com.py

Comentarios

Más popular

Hasta arriba