Policiales

Capturaron al hijo del “Chapo”, pero narcos hicieron una guerra y lo liberaron de vuelta

La “inesperada” detención de Ovidio Guzmán López, hijo del capo Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, detonó este jueves una serie de balaceras que sembraron el pánico en Culiacán, capital del estado de Sinaloa, y obligaron a las autoridades federales a dejarlo en libertad.

De 28 años, originario de Badiraguato e identificado como “El Ratón”, Ovidio Guzmán López es uno de los cuatro hijos del segundo matrimonio del exlíder del Cártel de Sinaloa, juzgado, condenado y preso en Estados Unidos.

La sorpresiva detención del hijo de “El Chapo” motivó una furiosa reacción de sicarios del Cártel de Sinaloa, que a fuego obligaron a su liberación, ya que de lo contrario estaba en juego la seguridad de los habitantes de Culiacán.

Las balaceras, que aterraron a la población de Culiacán por espacio de cuatro horas, habrían causado varios muertos y heridos, según Gonzalo Gómez Flores, secretario geneal del gobierno de Sinaloa.

Medios nacionales y redes sociales han estado compartiendo diversos videos que captan cuando civiles armados abren fuego y, también, otros en los que se ve el despliegue de elementos del ejército muy cerca de la sede de la Fiscalía estatal. CRONICA

Más popular

Hasta arriba