La capital del verano prepara una temporada inolvidable

Desde hace unos años, Encarnación y su zona de influencia se han convertido en el lugar preferido para quienes eligen el turismo interno. Luego de la buena experiencia de la temporada pasada, cuando en plena pandemia se respetaron protocolos y no hubo problemas, esta temporada redoblan la apuesta y se preparan con todo para que el verano sea realmente inolvidable. Por un lado, la ciudad y sus playas y carnavales y, por otro, la paz “hogareña” de Carmen del Paraná y otras playas cercanas.

  • Por Rocío Gómez – Encarnación
  • Fotos Carlos Juri-Rocío Gómez

A esta altura del año, los preparativos para la temporada de verano se desarrollan a toda marcha en Itapúa, espe­cialmente en Encarnación y otras localidades cercanas donde la vida de playa, diver­sión y opciones gastronómi­cas se ofrecen con cada vez más calidad y variedad.

Apenas renovado el período de la administración municipal, desde la Intendencia de Encarnación se anunció que este verano volverán los corsos tradicionales, que a causa de la pandemia habían quedado suspendidos por dos largas temporadas.

Sin embargo, como todos sabemos, la aplicación de los protocolos sanitarios en el turismo interno fue cum­plida en la temporada pasada y ahora se apuesta a que, si las cosas siguen como hasta ahora en el tema de la salud, podrían las carrozas y sam­bistas alegrar a la gente que llegaría de todo el país a disfrutar de los corsos.

Pero no solo se volverán a escuchar los tamboriles y las bellas sambistas ataviadas con sus lujosos trajes reco­rriendo con alegría el sambó­dromo; también ahora se ha anunciado que se habilitarán completamente las tres pla­yas municipales de la ciudad de Encarnación: San José, Mbói Ka’ê y Pacú Cua.

MEDIDAS SANITARIAS

“Ya tenemos el visto bueno del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social para iniciar la organización de los Corsos Encarnacenos edición 2022, donde dare­mos cumplimiento a las medidas sanitarias corres­pondientes, como el car­net con la doble dosis de la vacuna anticovid-19 y el uso de tapabocas”, comunicaba el edil de la capital de Ita­púa, Luis Yd, en sus redes sociales luego de reunirse con el ministro de Salud, Julio Borba. Reiterando que se deben cumplir estricta­mente las medidas estable­cidas, esta situación ayuda mucho, especialmente a quienes viven y trabajan en la ciudad en el rubro hote­lero, gastronómico y todo tipo de comercios. Así tam­bién, se convierte en un gran atractivo para los argentinos que llegan desde la provin­cia de Misiones para disfru­tar de la ciudad, sus playas y de los corsos encarnacenos.

Tras el duro golpe econó­mico que implicó la pande­mia, las expectativas para la temporada 2021-2022 son muy altas. “Queremos que sea la mejor temporada de verano de los últimos tiem­pos y vamos a trabajar para lograrlo”, expresaba Yd a La Nación. Y los encarnacenos, acostumbrados a brindar todo su esfuerzo para atraer con buenas propuestas a los turistas del país, están traba­jando intensamente en todo lo que significa la infraes­tructura, mejoramientos, accesibilidad y otros detalles que atraen a quienes quieren combinar el descanso con los buenos momentos y, sobre todo, las opciones para que toda la familia la pase muy bien, desde los más pequeños hasta los mayores.

PLAYAS “ABIERTAS”

Recordemos que el año pasado, las personas que ingresaban en pequeñas cantidades a las playas de Encarnación debían cum­plir con estrictos requisitos. Esta temporada, de acuerdo a lo anunciado, esos requi­sitos ya no serán obligato­rios. No se exigirá el lavado de manos para ingresar a la playa, aunque estarán dis­ponibles los lavatorios, así como el uso de tapabocas al aire libre, lo que es total­mente voluntario como en otros sitios del mundo, cuando se habla de playas y lugares abiertos. Tampoco se pondrán en práctica, por lo menos hasta ahora, como está el panorama de salud, las “burbujas” delimitadas por estacas en la arena de las playas como se exigió la temporada pasada. Tam­poco exigirán carnet de vacunación por ser ambien­tes abiertos. Cabe resaltar que retiraron las redes de color naranja que el verano pasado delimitaban los accesos, donde se anotaban los datos personales de cada visitante.

EL REGRESO DE LOS CORSOS

La propuesta del municipio de Encarnación sobre la rea­lización de los corsos es que, en esta temporada 2022, se comience la última semana de enero y los fines de semana de febrero, manteniendo de esa manera una amplia posi­bilidad para que los turistas de todo el país se acerquen en algunas de las fechas y así dis­fruten de los desfiles de clubes y carrozas y los pasistas. Según cálculos de la intendencia, los corsos y lo que se necesita y se pone en marcha a su alrede­dor para realizarlos beneficia a casi 5 mil familias encarna­cenas que trabajan en distin­tas áreas que requieren de su concurso para organizar los distintos aspectos de los car­navales. Ahora, en pretempo­rada, el trabajo principal de los organizadores es despertar el interés de firmas auspiciantes que deben ayudar a que todo sea posible.

Actualmente, trabajan para conseguir, además de los aus­piciantes, los recursos nece­sarios para comprometer pri­meramente la participación de los clubes más importantes que sean tradicionalmente de carrozas, de comparsas y tener jornadas dedicadas a mostrar los corsos dentro del plan de turismo de verano 2021-2022.

Los cinco clubes que están a la espera son Pettirossi, Univer­sal, 22 de Setiembre, Nacional y San Juan, pendientes de lo que se defina, pero sin dejar de entrenar durante todo el año, como compromiso de quienes se sienten parte de la gran fiesta de Carnaval encar­naceno, que es reconocido en todo el país por su calidad artística y el despliegue de lujo y color. Los pasistas y compo­nentes de cada club no dejan de estar conectados, trabajando, generando ideas y buscando la manera de mostrar esa belleza que seduce, a pesar de las cir­cunstancias que nos exige la pandemia.

¿Qué requisitos deben cum­plirse para poder disfrutar de los corsos encarnacenos? El requisito principal para parti­cipar de los corsos será el certi­ficado de la doble vacunación. Esto se aplicará en el perí­metro controlado. Instarán también a los eventos priva­dos que se realicen en lugares cerrados que exijan la doble vacunación, pero esa exigen­cia no estará vigente en hote­les y locales gastronómicos, ya que estos “tienen un protocolo sanitario que redujo contagios al 0% hasta el momento”.

CONTACTOS

ENCARNACIÓN: Con­tactos para conocer sobre hospedajes y locales gas­tronómicos en la ciudad son el (0985) 409-184 y el (0995) 370-325.

CARMEN DEL PARANÁ: Para más información, presentan el número de teléfono (0995) 609-726 con la Secretaría de Turismo de la Municipalidad.

La magia de lo rústico en las playas de Carmen del Paraná

Si bien en Paraguay no tene­mos mar, tenemos unas pla­yas itapuenses muy amplias, de fina arena y con un oleaje calmo ideal para toda la fami­lia. En un pequeño distrito con no más de 6.000 habi­tantes, se destacan las impe­cables playas de Carmen del Paraná. Con arena fina, agra­dable profundidad, numero­sos techos capi’i recién colo­cados y una serie de opciones de turismo de aventura que presentan desde el municipio. Las tres playas son Pirayú, Ibi­cuy y Tacuary, todas conecta­das por la misma costanera de varios kilómetros que bordea el distrito carmeño.

“Este verano vamos a tratar de exigir los requisitos sani­tarios y esparcir las aglome­raciones, pero no exigiremos vacunas para ingresar a las playas”, indicó el intendente, Germán Gneiting. Si bien la pandemia afectó gravemente el turismo, desde Carmen buscaron fomentar las acti­vidades deportivas durante todo el año. A fines del 2020, realizaron el rally, este año desarrollaron actividades con motociclistas, bicicletas, corridas y mucho más.

EL “TOQUE DE HOGAR”

Estas no son playas comple­tamente explotadas por gran­des empresas ni tienen locales gastronómicos reconocidos. Muy por el contrario, lo que ofrecen es hecho caseramente y con un toque de hogar. Y allí, en lo rústico, se encuentra la magia de Carmen del Paraná.

Para facilitar el turismo, esta temporada colocaron un car­tel con algunas posadas y sus contactos en la entrada de la playa más concurrida. Cuen­tan con 12 posadas, 5 hoteles, 14 alojamientos y un área de camping municipal.

Este verano no necesita­remos cambiar de moneda para pasar unas increíbles vacaciones playeras, es cues­tión de visitar el interior del país y, especialmente, la bella Itapúa. LN