Frontera

Ritos sobre la muerte que se van muriendo

El velorio en la casa, el rezo, el ritual en el cementerio, el luto que hay llevar por meses, estas y otros tradiciones van acabando de a poco.

Anteriormente, cuando un familiar moría era casi “sagrado” realizar el velatorio en la casa. Tal vez esa persona “lo hubiera querido”. Durante el rezo, la “merienda” para los que llegaban a pedir por el alma del difunto era preparada por los familiares. Chocolatada con la famosa “galletita cementerio” o juguito en polvo es lo que resultaba más económico, rápido y probablemente resultaba más “familiero”.

Las lápidas que más salen: las de mármol y cerámica.

“Esos tiempos cambiaron. Ahora se lo vela en una funeraria, con servicio de café, agua y algún refrigerio que ellos mismos ofrecen y para el rezo generalmente se manda a hacer los bocaditos”, relató Rosa González a nuestro medio. Por otro lado, doña Josefa Arrúa recordó que en los vagos recuerdos de su infancia, en el rezo era bien sagrado rezar el rosario o por lo menos disimularlo. “Ahora muchos van a hacer relación social nada más. Se sientan a hablar mientras se reza o rezan sentados. Es como que ya no se toma muy en cuenta como antes”, explicó.

Don Fleitas, de la Funeraria Fleitas.

Por su parte, don Florentín Fleitas, dueño de la Funeraria Fleitas, reconoció que el negocio se ha vuelto muy rentable porque la gente prefiere pagar por un servicio completo, antes que hacerse cargo de todo como se hacía anteriormente.

Otra tradición que según la gente se va perdiendo es el de vestir de negro por un tiempo determinado tras la muerte del familiar. Aunque muchos todavía hacen “honor” a esta costumbre hay otros que aseguran que la vestimenta no les va a devolver al ser querido.

Lo que cuesta morirse luego en estos tiempos

Hoy día la muerte sale bastante cara. El costo de una funeraria puede ir de 2.500.000 hasta 25.000.000 millones de guaracas. El terreno bajo tierra puede ir de 450.000 guaraníes con un panteoncito chiquito, mientras que para uno (que no es bajo tierra) ya con panteón para meter el cajón adentro puede ir desde 1.200.000 guaraníes.

Las lápidas más baratas están 250.000 guaraníes y las cruces de madera (las más baratas) 80.000 guaraníes. Desde la Funeraria Fleitas dijeron que hay cajones que cuestan incluso 10.000.000, todo dependiendo del tamaño y el tipo de cajón que solicite.

Los velatorios tampoco ya son a lo ymaguare.

No se piden más lápidas de bronce porque se roba todo

Adolfo Garcete, de la Broncería San José que funciona en San Lo, contó que las lápidas que salen bastante son las de mármol y cerámica que hay desde 250.000 guaraníes. “Antes eran las de bronce, pero por la inseguridad que hay se prefieren de esos materiales”, relató. Explicó que gente muy pudiente con una seguridad extrema en sus panteones compran las de bronce que hay desde 750.000 guaraníes.

Las cruces de madera, de hierro y de aluminio son las que salen más. Los más baratos cuestan 80.000 guaraníes, 110.000 guaraníes y 120.000 guaraníes. CRONICA

CAJÓN GRATIS. La Funeraria Fleitas tiene una fundación “Ebenezer” que da gratis los cajones y salón velatorio a los más pobres. Hace poco nomás consiguió apoyo del Gobierno. Para los que quieran acceder a esta ayuda pueden llamar al (021) 577-662.

Más popular

Hasta arriba