Frontera

Médicos brindan recomendaciones para soportar la ola de calor

Esta semana, las temperaturas superarán los 40°C, por lo cual los médicos recuerdan la importancia de hidratarse y comer frutas y verduras. El Dr. José Ortellado, director del Programa Nacional de Prevención Cardiovascular, recordó que los jugos y el tereré no ayudan a hidratar el cuerpo. Además, explicó cómo tomar agua y comer correctamente para evitar sufrir las consecuencias de una deshidratación.

El Dr. Ortellado destacó, primeramente, que las personas que pesen menos de 90 kilos deben tomar entre 2,5 y 3 litros de agua por día. No obstante, es importante entender que consumir el líquido vital en grandes cantidades tampoco es recomendable y hasta puede resultar contraproducente.

“No se debe tomar de una vez más de medio litro de agua, porque el cuerpo se deshace del exceso de líquido, por lo que la persona orina y nuevamente queda deshidratada”, argumentó y añadió que se debe tomar uno o dos vasos cada cierto tiempo. En ese sentido, tampoco sirven para hidratar el tereré, el mate ni las bebidas azucaradas (gaseosas o jugos). “También esas bebidas producen deshidratación, aunque no se sienta así”, añadió.

Asimismo, se debe tener una alimentación liviana y fresca, con ensaladas que tengan alrededor de cinco colores (zanahoria, pepino, lechuga, entre otros). Las frutas de estación como sandías y melones también ayudan a reponer minerales y electrolitos que necesita el cuerpo.

Anuncian altas temperaturas para esta semana.

Por otra parte, se recomienda evitar hacer ejercicios en horarios de calor intenso (entre las 10:00 y las 14:00). Destacó que tampoco se deben utilizar camperas porque el exceso de calor afecta al cuerpo, que pierde los minerales necesarios para soportar el calor.

En caso de que las personas no tengan más opción que hacer ejercicios en esos horarios, les recomendó detenerse cada 20 minutos para descansar, tomar agua y mojarse, para así disminuir la temperatura del cuerpo. Al respecto, explicó que si no se cumple con eso, la temperatura interna del cuerpo puede subir y, si llega a los 39ºC, se generaría una fiebre por calor, lo cual afecta al cerebro, riñón y corazón.

Finalmente, recordó que se recomienda utilizar el aire acondicionado entre los 22 y 25°C, debido a que el cambio brusco que puede producirse cuando la persona salga al exterior y se tope con más de 40°C le produciría varios síntomas como mareos, fatiga extrema y calambres. ABC

Más popular

Hasta arriba