Frontera

“Entre G. 5 y 10 millones”

Un policía con acceso a información de la Agrupación Especializada dijo que los guardias reciben de G. 5 millones a 10 millones para permitir el ingreso de personas al sitio. Además, policías venderían armas ‘por piezas’ a los criminales en las celdas.

ABC Color accedió al audio de este policía que fue identificado plenamente y cuya voz se distorsionó para proteger la privacidad de la información que brinda. El material forma parte de una conversación entre dos agentes y es anterior al evento de anoche, cuando dos criminales del PCC se fugaron de la Agrupación Especializada.

El audio está en castellano y guaraní (jopará), pero fue trascrito íntegramente en español con algunos términos en guaraní.

“Dicen que esos oficiales, el oficial inspector, oficial primero y eso; ellos mismos dieron las bocas, las armas a esos del PCC, a esos brasileños. Hay demasiadas cosas de ellos que no explosionaron, trancaron, hicieron callar todo allí. Un oficial inspector metió (nota de la redacción: uniformes) camuflado para los del PCC y del grupo Vermelho y eso seguramente cuando iba a haber el escape de esos ‘vaicho kuéra’ seguramente ellos se iban a uniformar todo de camuflado. Nambré. Allí se les pasó todos los elementos. Dicen que un oficial primero aceptó… hubo una requisa. Se revisaron todas las habitaciones y a uno de los ‘vaichos’ ya se le encontró con una pistola. Ya se le dio la pistola, pero todavía no se le dio el cargador, ¿entendés? Por parte se les vende. Primero se les vende la pistola y después se les vende seguro el cargador, ¿entendés?”, dice parte del audio.

Y continúa: “A un oficial primero le acuchillaron. Le acuchillaron arriba. Le acuchillaron. Vino su papá, fue al hospital. Nambréna. Hendy. Para que no salga en la prensa su papá pidió su traslado inmediato… para que no explote de ellos. Ahí mismo le dieron su traslado para que vaya donde quiera, ¿entendés? Dice que se le dio una sierrita a uno de ellos y en puesto 3 o puesto 2, donde están cubriendo estos aspirantes, avisaron que estaban cortando la barra los de arriba. ¿Y quién le pasó la sierrita? Y uno de los oficiales otra vez, yo no sé si el jefe sabe o solamente los que están en ese puesto y esos oficiales. Todo es por plata y no por cien mil. Por millones. Cinco, diez palos, así entran. Acá tenés que atender no solo quién entra por enfrente, por lo menos a quienes entran por enfrente podés dispararles y allí ya podés hacer algo, pero acá arriba se les da todo y todos los días pasan así cosas extrañas. A esa pendeja que se le agarró todo con ese armamento y eso, todos los días se iba y los oficiales le metían porque se les paga pues. Todos los días amanecía allí, de madrugada y eso venía de visita y los oficiales le metían. ¿Cómo de madrugada le vas a meter? Eso es cosa de locos. Después a la mañanita salía, a cualquier hora llegaba y los oficiales cuando están allí ellos le meten. Hendy”, concluyó.

NOTICIA EN DESARROLLO. 

Comentarios

Más popular

Hasta arriba