Frontera

Diputada argentina desempolva pecado de Lugo: “Era un orgullo entregar la virginidad al obispo”

Elisa “Lilita” Carrió, diputada de la coalición oficialista Cambiemos de Argentina, recordó al senador de Frente Guasu Fernando Lugo durante una entrevista en la que sentó su postura contraria a la ley del aborto. Dijo que antes era un orgullo entregarle la virginidad al obispo.

HACE 2 HORAS

“En muchos sectores del norte, las chicas de 13 y 14 años son entregadas al patrón. ¿Se acuerdan del presidente paraguayo que tuvo tantos hijos? Porque era un orgullo entregarle la virginidad de una chica al obispo. Entonces si después puedo abortar, la verdad que queda impune el delito del abusador”, señaló Carrió durante una entrevista en la cadena televisiva TN.

La legisladora porteña, hizo referencia a Fernando Lugo recordando la cantidad de hijos que se le atribuyó e incluso aludió a las personas que entregan a sus hijas vírgenes a los obispos, lo cual es un motivo de “orgullo” para determinadas comunidades.

Fernando Lugo, presidente del Paraguay entre 2008 y 2013, sufrió uno de los escándalos más grandes de su gobierno cuando en el 2009 Viviana Carrillo había dicho que tenía un hijo y que él era producto de una relación con el entonces mandatario, cuando aún era obispo. Cuando las declaraciones arreciaban, el líder del Frente Guasu dio una conferencia de prensa en la que reconoció la paternidad del hijo.

En ese mismo 2009 apareció otra mujer que dijo haber mantenido una relación de la cual quedó embarazada: Benigna Leguizamón. La madre no consiguió que Lugo se haga cargo del hijo por lo que interpuso una demanda por filiación. La Justicia determinó que el jefe de Estado debía someterse a un examen de ADN el cual arrojó un resultado negativo.

En el epílogo del gobierno luguista apareció una tercera mujer, la docente Hortensia Morán. Ella había declarado haber tenido una relación con el jefe de Estado ya no cuando era obispo sino cuando estaba en campaña para la Presidencia de la República, en el 2008. En sus declaraciones había mencionado que Lugo hacía orgías y que tenía una vida que dista mucho de la que debería tener una persona que estuvo en el “camino de Dios”.

Morán también demandó a Lugo y la Justicia ordenó un examen de ADN que también dio resultado negativo. Sobre los análisis hubo una gran controversia porque, según trascendidos, las pruebas fueron adulteradas para favorecer al mandatario.

Además de Carrillo, Leguizamón y Morán, Lugo mantuvo “affaires” con otras mediáticas. Una de ellas fue la modelo Viviana Figueredo quien declaró haberse hecho una vaginoplastía para “dar el gusto” al entonces jefe de Estado e incluso llegó a mencionar que le ofreció trabajo. La fama sexual del expresidente llegó a conocerse a nivel internacional luego de que se lo haya vinculado con la supermodelo argentina Jessica Cirio, quien en su momento fue la figura argentina mejor valorada por la crítica.

Cuando se le preguntó por su relación con Cirio y del supuesto pago de US$ 25 mil dólares y el envío de un avión privado mencionó “yo solo como gallina casera”. Otra de las modelos que supuestamente estuvo vinculada a Fernando Lugo fue Yannina González quien fue tercera finalista en el certamen de belleza Miss Universo 2004, lo cual fue desmentido por la misma mujer en reiteradas ocasiones.

LA POSTURA DE “LILITA”

Carrió, diputada de la coalición oficialista Cambiemos y una de las legisladoras más cercanas al presidente Mauricio Macri, dijo que la ley del aborto plantea una cuestión similar a la venta libre de órganos para transplante. Dijo que no se puede festejar el dolor de la mujer y que se tomó mal las posturas de algunos sectores no abortistas.

Incluso, ante la posibilidad de abortar solo porque un hijo nazca con síndrome de down o cierto grado de autismo, es hacer un “racismo de elección”. Habló de que no le gusta la “humanidad elegida” y que no se trata de una cuestión científica sino que es una discusión moral.

Expresó que cree en el derecho de las mujeres e incluso mencionó que fue autora de la ley de salud reproductiva que impuso al Dispositivo Intrauterino (DIU) como plan en la Salud Pública del Gobierno pero que, en la práctica, no es posible obligar a un hospital que de prioridad a una mujer que se quiere practicar un aborto por encima de un ser humano que está en situación crítica.

Mencionó que existe un feminismo que es una “inversión del machismo de los años 70” que con violencia pretende imponer ideas.
HOY

Comentarios

Más popular

Arriba