Frontera

Descubrieron nuevas especies para el Paraguay en el Chaco seco

Descubrieron nuevas especies para el Paraguay en el Chaco seco

En el marco de un proyecto de conservación de la biodiversidad del Chaco seco paraguayo, investigadores de la FACEN-UNA descubrieron nuevas especies en esta zona de nuestro país.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FACEN-UNA) realizaron la presentación de resultados finales del proyecto “Determinación del valor de paisajes ganaderos en la conservación de la biodiversidad en el Chaco seco paraguayo”.

Durante el proyecto se muestrearon tres taxones en cuatro hábitats característicos del Chaco y adicionalmente se seleccionaron anfibios y reptiles para determinar la riqueza de especies del establecimiento ganadero.

El proyecto tenía como objetivos principales establecer relaciones entre los elementos de paisajes ganaderos y la biodiversidad, proponer acciones que aumenten el valor de paisajes ganaderos para la conservación y contribuir a la formación de alumnos de grado y postgrado de la FACEN-UNA.

Los tres taxones muestreados fueron coleópteros, aves y mamíferos en cuatro hábitats característicos del Chaco seco (pasturas, bosques xerófitos, aguadas y cortinas forestales).

Entre los resultados se destaca la identificación de 6 nuevos registros de coleópteros para el Paraguay, los cuales están en proceso de publicación. El más notorio es Lissonomimus auratopilosus, un cerambícido descripto para la ciencia en 1998 en el chaco argentino, del cual solo existía un único ejemplar colectado. Durante el proyecto se recogió el segundo ejemplar para la ciencia, aumentando el área de distribución conocida para la especie en más de 1.000 km.

Se encontraron dos especies de escarabajos exóticos en el área de estudio. Una de ellas, Digitonthophagus gazella, que fue introducida del continente africano con el objetivo de controlar las moscas de los cuernos, pues se alimenta de los desechos fecales de herbívoros, necesarios para la reproducción de esta mosca, un parásito externo del ganado.

Esta especie fue una de las más abundantes en heces de vaca, lo cual constituye una preocupación pues podría estar desplazando a otros coprófagos autóctonos del chaco.

En el ámbito de la herpetofauna, que comprenden anfibios y reptiles, se registraron más del 50% de las especies conocidas para el chaco seco, 22 especies de anfibios y 26 reptiles. Entre ellas podemos destacar a Leptodacylus laticeps, una especie de anfibio endémico del Chaco seco. Sin embargo, se sabe poco sobre su biología y reproducción. Además, está considerada como casi amenazada a nivel internacional por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

También se registraron 221 especies de aves en el establecimiento ganadero Estancia Montania. De ellas, 115 fueron registradas en el bosque xerofítico, 102 en pasturas implantadas de Gatton Panic, 131 en cortinas forestales y 167 en aguadas. Las cortinas forestales comparten un mayor número de especies con los otros tipos de hábitat, siendo las pasturas implantadas las que presentan una composición de aves más distinta.

Dryocopus schulzi, el carpintero negro, está casi amenazado a nivel internacional según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, por lo tanto, es la única clase de aves registrada con categoría de amenaza. Adicionalmente, se registraron 12 de las 14 especies endémicas para el Chaco seco.

Entre los mamíferos, se registraron 30 especies medianas y grandes. Entre ellos, seis especies se encuentran categorizadas con problemas de conservación a nivel regional. El tagua (Catagonus wagneri) es el animal que reviste mayor grado de amenaza estando considerado como en peligro de extinción, el Yaguareté (Panthera onca) está categorizado como casi amenazado, además del tatu carreta (Priodontes maximus), el tapir (Tapirus terrestreis), el yurumí (Myrmecophaga tridactyla) y el tañycatî (Tayassu pecari).

Estas tres últimas especies han demostrado, durante la investigación, que el uso que hacen del hábitat depende fuertemente de la presencia o cercanía del bosque xerófito, lo cual convierte a las áreas de reserva en elementos fundamentales para conservar estas especies en paisajes productivos.

Durante el evento se exhibieron algunos de los ejemplares colectados durante el proyecto, gran parte fueron coleópteros, así como las fichas de la Guía para la Identificación de medianos y grandes mamíferos de Chaco seco, la cual se encuentra en proceso de impresión. El libro está compuesto por fotografías de los mamíferos obtenidas mediante fototrampeo. Además, posee información sobre sus principales características, historia de vida, distribución y estado de conservación de cada especie.

Finalmente se establecieron 10 recomendaciones con el objetivo de a aumentar el valor de sistemas productivos para la conservación de la biodiversidad del Chaco seco. Entre ellas, el manejo adecuado del ganado, la protección de las aguadas, la prohibición de la caza, el respeto a las áreas de reserva y cortinas forestales, entre otras.

El evento se desarrolló en el salón auditorio de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FACEN), en el campus universitario de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), San Lorenzo. La actividad, contó con una amplia participación de estudiantes de la carrera de biología y de otras facultades de la UNA, además de profesionales del área

Abc

Comentarios

Más popular

Hasta arriba