Frontera

Agentes policiales de Brasil capturaron a Adair José Belo, en el estado de Sao Paulo, Brasil.

Contaba con documentos bolivianos de contenido falso. El mismo era sucesor del también capo narco preso, Sergio de Arruda Quintiliano Netto, alias Minotauro.

El buscado criminal Adair Jose Belo (47) cayó detenido en la ciudad de Campinas, estado de Sao Paulo, Brasil por agentes de la Delegacía de Represión de Crímenes contra el Patrimonio (Delepat) de la Policía Federal de Mato Grosso do Sul con apoyo de la Policía Federal de Campinas.

Al momento de su revisión, los uniformados hallaron en su poder alrededor de 3.000 reales en efectivo y también varios documentos, algunos brasileños y una cédula de identidad de extranjero, expedida en Bolivia.

Sin embargo, en ambos documentos figuraba otro nombre, el de Jose Antonio Brito. Pese a ello fue identificado como el expolicía militar y guardia de Jorge Rafaat Toumani, asesinado en 15 de junio de 2016, en un ataque a tiros en Pedro Juan Caballero.

HEREDERO

Pese a que Minotauro era quien quería tener el control total de la frontera entre Paraguay y Brasil, una de las versiones indicaban que Belo era el principal aliado de Quintiliano Netto. Así luego de la detención de Minotauro, Belo pasó a convertirse en su sucesor y tenía por deber rearmar la banda.

POR VENGANZA

Belo era pareja de Josiane Vanessa Zilio, brasileña que fue acribillada a tiros frente a sus dos hijos, el 31 de agosto de 2016, en Pedro Juan Caballero. Esto lo motivó a involucrarse en la guerra mafiosa, pues supuestamente la orden provino de Jarvis Chimenes Pavão.

En venganza, Belo ordenó matar a Ronny Chimenes Pavão, hermano de Jarvis, en un atentado el 14 de marzo de 2017 Ponta Porã, Brasil. Belo, tras la muerte de Rafaat quedó como nuevo capo en la frontera con Brasil. Él fue dado de baja de la Policía Militar del estado de Mato Grosso del Sur en 1994, tras confesar que asesinó a su camarada, por orden de narcotraficantes.

Adair Belo, quien fue hombre de confianza del narco Erineu Domingo Soligo, alias “Pingo”, era un fugitivo de la justicia del Brasil. Para lograr escapar a través de los demás países de la región, supuestamente utilizaba el nombre de su hermano, Jorge Altair Belo, quien es señalado como uno de los principales matones que trabajó para Jorge Rafaat, pero que huyó de la frontera luego del asesinato del “patrón”. ABC

Comentarios

Más popular

Hasta arriba