Empresarial

El silencioso y vertiginoso crecimiento económico de Paraguay

Las estimaciones del FMI indican que el PIB de ese país se expandirá 4,4%, transformándose en la segunda economía más dinámica de América Latina y el Caribe.

“Logró una prosperidad económica y compartida impresionante en los últimos 15 años”. De esta forma el Banco Mundial comienza su evaluación sobre Paraguay, en donde destaca que el crecimiento de la pequeña economía sudamericana ha sido más rápido que el de la mayoría de sus pares regionales.

Y su capital Asunción es reflejo del sólido crecimiento del país. En la zona de mayor valor inmobiliario y crecimiento de la ciudad se encuentra el World Trade Center, el mayor complejo empresarial del país.

El proyecto, que fue inaugurado a finales del 2015, consiste de cuatro torres corporativas que abarcan un total de 30.000 metros cuadrados de construcción. Hoy en día, más de 3.000 ejecutivos trabajan en el complejo.

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Producto Interno Bruto de América Latina y el Caribe se expandirá 1,2% en 2018, mientras que el PIB de Paraguay crecerá 4,4%.

Con este resultado, Paraguay se transforma en la segunda economía más dinámica de la región. En el primer el primer lugar destaca Panamá con expansión de 4,6%, mientras que en el tercer y cuarto puesto se ubica Bolivia y Perú con crecimiento de 4,3% y 4,1%, respectivamente. En el plano local, el FMI proyecta que la economía chilena anotará un crecimiento de 4,0% en 2018.

“La economía de Paraguay creció al 4,5 % anual en promedio (2004-2017), más rápido que en la mayoría de sus comparadores regionales. Este crecimiento económico estuvo acompañado por la reducción de la pobreza (…) que fue mayor que la reducción regional promedio”, dice el Banco Mundial.

El porcentaje de personas que viven bajo la línea de pobreza en Paraguay cayó al 26% en 2017 desde el 58% apuntado en 2002.

Y en medio de este vertiginoso crecimiento, la deuda externa como porcentaje del PIB de Paraguay en 2017 llegó al 19,3%, mientras que en Chile alcanzó el 65,4%, según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Las razones
La exportación de carne de vacuno, soja y productos manufacturado son los principales motores que llevan a Paraguay a ser la segunda economía más dinámica de América Latina, dice un artículo de Bloomberg.

Con datos del Banco Central de Paraguay, en 2014 las exportaciones totalizaron los US$ 9.656,5 millones, mientras que el balance del año pasado indicó que los envíos alcanzaron los US$13.821,6 millones, lo que se traduce en un aumento de 43% en ese periodo.

A lo anterior se suman los esfuerzos de las autoridades del país por captar el interés de los inversionistas. De hecho, el Presidente, Mario Abdo Benítez, participó en el Foro Económico Mundial de Davos, en donde puso especial énfasis en el sostenido crecimiento de la economía paraguaya, con el fin de atraer inversión extranjera.

Lo anterior se ha logrado mediante la poca presión impositiva que existe en ese país. “El conocido “triple 10”: 10% de IVA, 10% de impuesto a la renta empresarial y 10% de impuesto personal. También es punto a favor el que al menos la mitad de su población sea menor de 30 años, “deseosa de aprender”, indica una nota de ABC.

A su vez, el Doing Business de 2019 -informe del Banco Mundial que mide la facilidad para hacer negocios- destaca que Paraguay redujo el tiempo para comercializar en la frontera, al introducir una firma electrónica para el despacho aduanero de importación.

El interés de los inversionistas
Y este sólido crecimiento de Paraguay ha despertado el interés de los inversionistas extranjeros, quienes fijan su atención en el sector inmobiliario del país.

“El sector inmobiliario ha sido uno de los de mayor expansión desde Chile a Perú y Colombia. Paraguay viene a ser un nuevo mercado para los inversionistas chilenos, que se asemeja mucho al Chile del 1995”, comentó el director de la Cámara de Comercio Paraguayo – Chilena (Capachi), Rodrigo Maluff.

En esa línea, Maluff puntualiza en que los indicadores demográficos y macroeconómicos, además del déficit habitacional en Paraguay, marcan un semáforo en verde para el desarrollo inmobiliario.

De hecho, las proyecciones del Fondo Monetario Internacional indican que la población de Paraguay alcanzará los 7.555 millones en 2023, lo que supone un aumento de 22% en 14 años. En el caso de Chile, las estimaciones del organismo internacional anticipan un crecimiento de la población de 15% para el mismo periodo.

Lo que viene
Según las estimaciones del Banco Mundial, el crecimiento de la economía paraguaya en 2018 a 2020 se mantendrá cerca del 4%, en donde destaca una mayor contribución de la demanda interna.

“Se proyecta que la inversión fija crecerá por encima del 5%. Con una mayor demanda interna y dados los problemas económicos de los principales socios comerciales, se espera que un mayor crecimiento de las importaciones haga que la contribución de las exportaciones netas sea negativa y mantenga la cuenta corriente en déficit”, puntualiza el Banco Mundial. LATERCERA.

Comentarios

Más popular

Hasta arriba