Otros

Violento “bautismo” en Caaguazú


Violento “bautismo” en Caaguazú

Universitarios que ingresaron recientemente a la Facultad de Ciencias de la Producción, en la Universidad Nacional de Caaguazú, sufrieron violentos golpes durante la clásica “ceremonia de bautismo”.

Una tradición que debería ser un simbolismo de bienvenida a los estudios universitarios, se ha convertido en los últimos años en un macabro ritual de violencia y salvajismo, en el que estudiantes de cursos mayores se aprovechan del poder que les confiere la antigüedad, para tratar con actitudes descabelladas a sus compañeros más jóvenes, apelando al argumento de que “los bichos deben pagar derecho de piso”.

Este episodio, que es una lamentable constante en varios centros universitarios, se volvió a dar ayer jueves en la Facultad de Ciencias de la Producción de la Universidad Nacional de Caaguazú (UNCA), cuando los más antiguos dieron la “bienvenida” a los ingresantes en la filial de Coronel Oviedo, propinándoles fuertes golpes incluso con objetos contundentes  e incluso haciéndoles introducir objetos en la boca con los ojos vendados, produciéndoles a los más jóvenes temor y ansiedad.

Los jóvenes también fueron obligados a pasar por una suerte de estanque de agua, en el cual tenían obstáculos y mientras pasaban eran golpeados y arrastrados. Lo más indignante: otros estudiantes miraban, festejaban y filmaban los hechos sin intervenir, sino tomándolos con total normalidad.

DECANA MINIMIZÓ Y JUSTIFICÓ EL ACTO

En contacto con ABC Digital, la decana de la Facultad de Ciencias de la Producción, Rossana Morales, increíblemente minimizó el suceso, aunque en las imágenes es evidente la violencia que se cometió e incluso se escuchan los sonidos de los fuertes porrazos que recibían los chicos en sus espaldas.

La autoridad docente justificó diciendo que solo fue “una fiesta de bienvenida, un ritual”, y que ella estuvo presente en el lugar, porque es misión de todo el cuerpo docente acompañar y vigilar que la ceremonia no pase los límites, “como la ingesta de bebidas alcohólicas y otras sustancias”, puntualizó.

Enfatizó que la participación en la ceremonia es voluntaria, y que el video que circula “fue sacado de contexto”.

Añadió que comprende que al ver solo la parte difundida “pudieran parecer imágenes muy violentas, pero solo cuando se mira exclusivamente ese momento del video, pero si se ve de principio a fin todo el acto se ve exactamente lo que ocurrió. Si se tuviera el contexto general comprenderían mejor”, aseguró la decana. 

Pero, aunque la autoridad máxima de la universidad lo niegue, en el mismo video se escucha la voz de una mujer que está presenciando la ceremonia, y que, algo asustada, dice “peligroso ya es así”. Esto confirma que los presentes también se estaban percatando de que el “bautismo” se estaban yendo a un extremo.

Con respecto al caso del joven al que se observa como los mayores arrastran, Morales explicó que el chico “quiso desviar la pileta que tenía elementos con olores y por donde tenía que pasar sí o sí”, justificando los empujones al joven.

Posteriormente aclaró que ella no estuvo en el momento exacto que se observa en el video, pero que cuando había hecho su recorrido por el sitio “se veían risas y a una gran cantidad de padres acompañando la ceremonia. No se prohíbe el acceso porque no hay nada que ocultar”, argumentó.

Se le consultó también a la decana sobre el elemento contundente que uno de los universitarios tenía en la mano, e increíblemente respondió que con ese elemento “no se golpeó a nadie”, cuando en realidad en el video se observa, y se escucha, cómo golpean a uno de los chicos con una suerte de garrote.

“Solo le agarraron fuerte y lo sujetaron”, justificó la decana y explicó que el garrote está hecho de “una ramita de pino que es fina”, dijo, y añadió que “jamás permitiremos golpes entre los estudiantes, y si llegara a ocurrir sancionaríamos a quienes incurren en este tipo de agresiones”, aseveró.

Afirmó que ningún padre reclamó absolutamente nada hasta ahora, así como también aseguró que no hay ningún estudiante herido.

Pero aunque negó cualquier tipo de irregularidad en el “bautismo”, y dio fe de que ella misma vio que no hubo violencia, finalmente admitió que sí investigarán el caso y tomarán las medidas correspondientes.

Comentarios

Más popular

Hasta arriba