Tecnologia

Buscan instalar red de fibra óptica a través de ríos

Tecnología

Buscan instalar red de fibra óptica a través de ríos

Conectarían el Río Paraguay y Río de la Plata con redes submarinas.

El Ministro de Tecnologías de la Información y Comunicación (MITIC), Alejandro Peralta Vierci, está presente en el World Mobile Conference de Barcelona, con una comitiva que incluye al presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), Andrés Gubetich.

En una pausa dentro de su agenda intensa de reuniones con autoridades mundiales del área de las comunicaciones y con representantes de grandes empresas tecnológicas reunidos aquí por unos días, accedimos a una entrevista con él.

¿Por qué es importante para Paraguay estar presente en el WMC?

Recibimos una invitación de GSMA, la empresa organizadora del evento y, por supuesto, vinimos porque es un lugar donde convergen las principales empresas del área de tecnología y comunicaciones del mundo. Es importante mantenernos actualizados acerca de los últimos avances en materia de espectro e infraestructura.

Además, es muy productivo ya que tenemos agendadas varias reuniones con autoridades políticas y empresariales para explorar la posibilidad de desarrollar proyectos conjuntos o convencerlos de que Paraguay es un lugar ideal para invertir en el área de economía digital.

¿Qué pudo observar en el Congreso y que podría ser positivo si se aplicara en nuestro país?
Escuchar y aprender de los pasos que ya dieron otros países en materia de conectividad es prioritario. Lo clave hoy para el Gobierno es cómo conectar a los desconectados, acortando la brecha digital entre los centros urbanos más poblados y aquellas zonas más alejadas del país.

Uno de nuestros proyectos destacados actualmente es llegar a conectar al 100% de los centros educativos y hospitales o centros de salud públicos a través de una red nacional de fibra óptica.

¿De todas las reuniones que tuvo hasta ahora, qué diría es lo más destacado en términos de resultados? Nos queda muy claro que tiene que haber definiciones claras de Estado en materia de telecomunicaciones y el Gobierno está decidido a avanzar en esa dirección.

Tenemos que desarrollar un nuevo plan nacional de uso del espectro que responda a la realidad de un mundo que va hacia el 5G, mientras seguimos ampliando cobertura 3G y 4G en Paraguay, de modo a no ampliar aún más la brecha entre los que tienen acceso a Internet y los que no. Otra decisión política clave es avanzar con la actualización de nuestra Ley de Telecomunicaciones, de 1994, y que ya quedó absolutamente desfasada.

¿De lo que pudo ver en la feria o en la ciudad, qué le llamó la atención? Es claro que el mundo va al 5G y que esta red va a revolucionar la forma en que vivimos o funcionan las empresas, no solo qué tan rápido será Internet.

También es interesante replantearse asuntos hasta en materia de educación. Todos somos dependientes del celular y para las nuevas generaciones es casi orgánico, una parte de ellos mismos.

Quizás, en vez de distribuir computadoras en escuelas o colegios, sería más práctico y efectivo que fueran smartphones, ya que las posibilidades que ofrecen son las mismas, pero sería más cómodo y familiar para el alumno.

Hay varios ejemplos de innovación en el WMC; pude ver un tacho de basura para ciudad que gracias al 5G podrá notificar a los recolectores que está lleno y ya pueden pasar a recoger los desperdicios, maximizando eficacia y reduciendo costos innecesarios.

También una ambulancia que al estar conectada a esa red podría enviar en tiempo real datos e imágenes del paciente a una red de hospitales, entre otras cosas. ¿Qué pasos debería tomar el Gobierno para que eso ocurra? Tuve una reunión con el regulador de telecomunicaciones de EE.UU. y nos comentaba que el marco legal allá es muy diferente. El despliegue de torres o antenas de telecomunicaciones es libre.

En gran parte de nuestra región no es así. De hecho, para conseguir aprobación, muchas veces las empresas deben recurrir a diferentes instancias que pueden ser nacionales o municipales.

Habría que analizar el rediseño del esquema al poner espectro disponible para las empresas de telecomunicaciones y que no se analice solamente lo económico. Actualmente, éstas pagan para poder explotarlo y ese dinero va a Hacienda.

En varios países el Estado ya no recibe un pago sino que organizan competencias entre empresas para ver cuál es la que ofrece un mayor despliegue tecnológico; pero también servicios especiales para escuelas y hospitales públicos o zonas postergadas.

Además, es necesaria una salida potente y soberana para conectar con redes submarinas de internet a través de Brasil hacia el Atlántico y empezamos conversaciones con Bolivia para explorar una salida al Pacífico. Sin embargo, el Gobierno está interesado en avanzar con un proyecto de tendido de fibra óptica a través del río Paraguay y que conecte con el Río de la Plata y de ahí con cables submarinos vía Argentina o Uruguay.

Estas medidas mejorarían bastante el nivel de nuestra conexión a Internet. En paralelo al mejoramiento de la velocidad, seguimos trabajando en ampliar la cobertura de conexión. Apuntamos a llevar internet gratuito con excelente señal a cien localidades postergadas del país y ya empezamos con las tres primeras. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Hasta arriba