Otros

Piden al Ejecutivo despegarse de la candidatura de procesado por narco

Analistas coinciden en que el caso CDE y el del diputado Ulises Quintana, preso y procesado por supuestos vínculos con el narcotráfico, afectan la imagen del presidente Mario Abdo Benítez.

Marta Ferrara
Marta Ferrara, Semillas para la Democracia

La promoción como candidato a intendente de Ciudad del Este (CDE) del diputado Ulises Quintana, procesado por supuestos vínculos con el narcotráfico, así como las últimas actuaciones del Poder Ejecutivo en torno al caso dado en la Comuna esteña están desgastando la figura del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, según coinciden analistas, quienes instan al mandatario a sentar una postura firme al respecto.

Para el abogado constitucionalista Jorge Seall, Marito marcó un buen comienzo cuando la propia Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) señaló a un aliado suyo y lo procesó, así como también marcó una postura firme cuando se dio la intervención en la Municipalidad de Ciudad del Este. Sin embargo, los últimos acontecimientos echaron por tierra este inicio.

MANCHA. Manifestó que, pese a que el diputado aún no tiene condena sobre su caso, las grabaciones divulgadas marcaron una clara situación y es preocupante que el entorno del mandatario y de su movimiento Colorado Añetete esté señalando a Quintana como candidato, así como también que el vicepresidente haga política partidaria o que el ministro del Interior se desentienda de la intervención en CDE.

“Se ve que hay un entramado de intereses muy fuertes que no conocemos, y que posiblemente a este candidato que lo quieren hacer cabalgar como el oficial sea el ganador… Si bien no está condenado, está fuertemente sospechado, en las grabaciones se escuchan muchas cosas claras sobre su conocimiento del tipo de dinero que iba a ayudar a rescatar de la Policía… Es un candidato que no va con el discurso de política decente”, señaló.

Dijo que lo que se visualiza en el Gobierno es una especie de retroceso en su política inicial, lo cual lo deja mal parado, y levanta sospechas sobre lo actuado.

“Hubo un vuelco total a lo que venían haciendo y diciendo, en Ciudad del Este no le dieron respaldo a la interventora, a Villamayor le faltó decir ‘adelante, Kelembu’, y esto ato con lo otro que se dijo, que allí (en Ciudad del Este), por encima de las antipatías políticas, hay intereses económicos muy profundos, que algunos operadores importantes de esos dos movimientos (Colorado Añetete y Honor Colorado) tienen negocios no legales precisamente y que los unen”, indicó Seall respecto a la situación en el Este.

DEFINICIÓN. Por su parte, Marta Ferrara, directora de la organización Semillas para la Democracia, manifestó que el Gobierno debe tomar distancia de dicho candidato y que la Justicia debe definir la situación de Quintana, así como la de otros políticos procesados y aún sin una condena, lo que da a sospechar que hay mucho de especulación alrededor.

“Acá hay varios factores, como lo es la falta de control del dinero en la política paraguaya, y la indefinición que existe en la Justicia paraguaya, porque no le condenan, y entonces puede seguir siendo candidato, porque no es culpable hasta que se demuestre lo contrario”, expresó.

Cuestionó que el sistema de control no permite saber si Ulises Quintana utilizó dinero del narcotráfico en su campaña para ser electo diputado, ya que la Justicia no puede tener acceso a los gastos reales y lo que se ve en las rendiciones del Partido Colorado no refleja la realidad.

“Nadie va a decir en la ANR que Ulises Quintana recibió dinero ilegal, tenemos deficiencias terribles, los diputados querían poner que los procesados ya no puedan postularse, pero tampoco se puede eso, es inconstitucional, o sea, en su calidad de imputado puede ser candidato”, dijo.

Señaló que el problema de fondo es la falta de justicia y que la ley de financiamiento es letra muerta, ya que los controles no son reales y a fondo. También subrayó los errores del Ejecutivo sobre lo actuado en Ciudad del Este y la carrera por la intendencia.

“Hay varios errores, empezando por el vicepresidente (Hugo Velázquez) que se fue a hacer campaña política a favor de un movimiento… Realmente creo que el movimiento Colorado Añetete tiene que salir a decir abiertamente que (Quintana) no es su candidato, no a medias, porque ahora están entre que sí y que no”, señaló.

Se nota que hay intereses muy fuertes… Es un candidato que no va con el discurso de política decente. Jorge Seall, abogado constitucionalista

Colorado Añetete tiene que salir a decir abiertamente que (Quintana) no es su candidato, y no a medias. Marta Ferrara, Semillas para Democracia. UH

Comentarios

Más popular

Hasta arriba