Otros

Narcotraficantes y contrabandistas, de parabienes

Narcotraficantes y contrabandistas, de parabienes

Como se maliciaba, una mayoría de legisladores interesados en que las cosas continúen como están ha venido dando largas al asunto, postergando el tratamiento o dejando sin quorum las sesiones de las cámaras del Congreso, de tal modo que llegó la convocatoria a elecciones generales sin que se aprobaran las leyes relacionadas con el desbloqueo de las “listas sábana” y el financiamiento de las campañas electorales. De esta forma, esa mayoría de legisladores inescrupulosos se salió finalmente con la suya: en las próximas elecciones internas y generales seguirá votándose por “listas sábana”, elaboradas entre gallos y medianoche por los caciques partidarios, y en las internas no habrá ningún control del origen de los fondos para las campañas proselitistas. Esto significa que quienes dilataron mañosamente el tratamiento de los proyectos estarán muy contentos; unos, porque seguirán recibiendo dinero de los narcotraficantes, contrabandistas o lavadores de activos; otros, porque podrían recibirlo por primera vez con el objetivo de comprar un buen lugar en las “listas sábana” que pugnarán en los comicios internos. Los “benefactores de esos parlamentarios mafiosos están de parabienes, ya que saben que estarán bien representados por quienes resulten electos el 22 de abril de 2018.

Como se maliciaba, una mayoría de legisladores interesados en que las cosas continúen como están ha venido dando largas al asunto, postergando el tratamiento o dejando sin quorum las sesiones de las Cámaras del Congreso, de tal modo que llegó la convocatoria a elecciones generales el pasado martes, sin que se aprobaran las leyes relacionadas con el desbloqueo de las “listas sábana” y el financiamiento de las campañas electorales internas.

De esta forma, esa mayoría de legisladores inescrupulosos se salió finalmente con la suya: en las próximas elecciones internas y generales seguirá votándose por “listas sábana”, elaboradas entre gallos y medianoche por los caciques partidarios, y en las internas no habrá ningún control del origen de los fondos para las campañas proselitistas. Esto significa que quienes dilataron mañosamente el tratamiento de los respectivos proyectos de ley para evitar su sanción antes de la convocatoria realizada por la Justicia Electoral estarán muy contentos; unos, porque seguirán recibiendo dinero de los narcotraficantes, contrabandistas o lavadores de activos; otros, porque podrían recibirlo por primera vez con el objetivo de comprar un buen lugar en las “listas sábana” que pugnarán en los comicios internos; o los que se enriquecieron robando fondos públicos o coimeando y desean tener la impunidad que les confieren los fueros.

Un motivo adicional para sentirse satisfechos lo tienen los capitostes de los partidos encargados de elaborar las “listas sábana”, que pueden seguir vendiendo puestos por centenares de miles de dólares. Y, además, porque la facilidad del financiamiento con dinero sucio aumenta la cotización de los primeros lugares en las listas. Por supuesto, también están de parabienes los “benefactores” de esos parlamentarios mafiosos, ya que saben que estarán bien representados entre quienes resulten electos, el 22 de abril de 2018, para ocupar una banca en el Congreso o en las Juntas Departamentales.

Sin excluir que traten de influir también en los precandidatos a la Presidencia de la República, son las elecciones internas de los partidos tradicionales para definir las candidaturas a los órganos colegiados las que despiertan el mayor interés de los criminales organizados. Es sobre todo allí donde se vuelca el dinero mal habido, dado que quienes resulten nominados en los primeros puestos de la “lista sábana” pueden tener la seguridad de que llegarán a ocupar un escaño. Como el “internismo” feroz se agrava cuando está en juego un cargo rentado, los contendientes están dispuestos a vender su alma al diablo con tal de posicionarse lo mejor posible para las elecciones generales. Después devolverán.abc

Comentarios

Más popular

Hasta arriba