Otros

Larissa contó que se porta mal en la cárcel

Dio detalles sobre las visitas a Jonny en la prisión argentina. Hasta se animó a confesar que no le agradan las cremitas en la intimidad.

La Novia del Mundial realizó calientes confesiones en el programa de TV Mala junta. Se animó a dar detalles sobre las visitas íntimas a Jonathan Fabbro en la cárcel de Ezeiza de la Argentina. Larissa Riquelme reveló que en la prisión de México tenían todo un día para hacer cucharita y disfrutar de la piel del otro, pero en Argentina es un poco más difícil.

“Es el momento más placentero que una persona puede llegar a tener, en este caso es muy difícil, en el lugar en donde está recluido son limitadas las horas de visita, en cambio en México teníamos todo un día, hasta el día siguiente, para trepar por las paredes, pero acá son limitadas”, contó.

Además, lamentó que la cárcel de Ezeiza la visita privada solo dura 2 horitas. El conductor, Karlinho, le consultó cuántas veces se mima con Fabbro durante ese breve momento y Lari, tentada a decirlo, se quedó callada pero mostró con sus dedos el número cuatro con la mano, soltando una sonrisa picarona.

Aprovechando la espontaneidad de la modelo los conductores le consultaron si le gusta utilizar lubricantes afrodisíacos a la hora de intimar con Jonathan y Lari respondió sin pelos en la lengua: “No, a mí me gusta sentir”.

Es como Thalía
Los conductores bombardearon a la morocha con preguntas picantes, como si recordaba su primera vez en la intimidad. Larissa chuleó está pregunta cantando. “¿Podés creer que no me acuerdo? La segunda vez sí la recuerdo, perdí muy tarde, a los 18 años. ¿Conocés la canción de Thalía No me acuerdo?, bueno yo soy como ella”, contestó Riquelme.

Cuestión de peso
Desde el miércoles Larissa comenzó el Desafío Verano junto a Karina Doldán en Cuestión de peso, donde el objetivo es bajar los kilitos de más antes de que inicie la temporada veraniega.
EXTRA

Comentarios

Más popular

Hasta arriba