Otros

La pobreza tiende a empeorar por falta de acción, según especialistas

Verónica Serafini sostiene que sin servicios universales, mejora en la calidad de salud y educación, se corre un alto riesgo de que más habitantes caigan en la pobreza.

La economista e investigadora del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) coincide con el reclamo realizado por los obispos respecto a los pocos resultados del Gobierno sobre la reducción de la pobreza en el país.

La crítica de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) fue durante una asamblea ordinaria realizada el lunes. Los obispos cuestionaron que, pese a las “buenas intenciones” del Poder Ejecutivo, desde la institución religiosa ven que la lucha contra la pobreza está paralizada.

“Es totalmente cierto, se estancó la reducción de la pobreza, está creciendo el desempleo, se redujeron los ingresos. No se ven avances en un tema central para la pobreza rural y para la capacidad adquisitiva de las áreas urbanas, que es la agricultura familiar, asediada por el contrabando y el poder de mercado de unos pocos intermediarios”, según Serafini.

En ese mismo sentido, la especialista agregó que los conflictos por la tierra empeoran, avanzando sobre los pueblos indígenas, ya no solo sobre tierras campesinas.

“Con el problema económico y social se agudiza el malestar político vinculado a lo económico. No hay ningún tipo de debate ni propuesta sobre las reformas del sistema de salud y educación. Sin servicios universales; mejora de calidad de salud y educación, no hay salida de la pobreza y hay un alto riesgo de quienes no son pobres, caigan en la pobreza” alertó.

Indicó que el crecimiento de la clase media es un mito, ya que hoy en Paraguay se observa una clase media con ingresos bajos y empleos precarios.

La visión de Serafini concuerda con la de Fernando Masi, economista e investigador, quien también afirmó que las mismas cifras oficiales demuestran que la reducción de la pobreza se estancó. “No es un descubrimiento de los obispos”, añadió.

DATOS OFICIALES. De acuerdo a los datos de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec), la pobreza total se redujo en 2,2 puntos porcentuales en el 2018 respecto al año anterior y se ubicó en 24,2% de la población total del país, según el documento de Resultados de la Encuesta Permanente de Hogares Continua 2018 (EPHC 2018). En tanto, la pobreza extrema aumento a 4,8% –en relación a la población total del país– en el 2018, luego de estar en 4,4% en el 2017.

Las cifras observadas en el 2018 sostienen que 1.679.810 habitantes del país se encontraron en situación de pobreza, mientras que 335.165 en situación de extrema pobreza.

Del total de pobres extremos, el 79% habita en zonas rurales, mientras que el 21% en la parte urbana.


Gobierno dice que se logró mantener
Desde el Ministerio de Desarrollo Social (MDS) desmintieron que la reducción de la pobreza está paralizada, argumentando que la situación se logró mantener.
“No está paralizada, en lo que coincidimos es que está controlada, no hemos tenido una caída importante de las familias protegidas. Se ha podido mantener un porcentaje de 4,8% de pobres extremos, no tuvimos un descenso pero sí pudimos controlar”, dijo el ministro del MDS, Mario Varela.
En ese sentido, destacó la intención de instalar el tema en la agenda social.
“Para nosotros es bastante importante poner el tema en la agenda social , más si viene de una institución tan creíble como es la iglesia. Celebramos y pensamos que está muy bien”, mencionó. UH

Más popular

Hasta arriba