Otros

El idioma guaraní y el eterno debate: ¿Está bien hablar en ‘jopara’?

El idioma guaraní y el eterno debate: ¿Está bien hablar en ‘jopara’?

El 25 de agosto de cada año se celebra en nuestro país el “Día del Idioma Guaraní”, como forma de revalorizar nuestra lengua nativa y, al mismo tiempo, destacar la importancia de este elemento que está impregnado muy dentro de la cultura paraguaya.

Según recuerda David Galeano Olivera, presidente del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní, esta conmemoración se creó en razón de que en esa misma fecha pero del año 1967 se promulgó la Constitución Nacional que por primera vez otorgó rango constitucional a la Lengua Guaraní. Posteriormente en el año 1979, la Asociación de Profesores de Lengua Guaraní resolvió adoptar el 25 de agosto como “Día del Idioma Guaraní”.

El Dr. Domingo Aguilera, Director General de Investigación Lingüística de la Secretaría de Políticas Lingüísticas (SPL), en entrevista con la 970 AM habló sobre esta conmemoración y destacó su importancia dentro del calendario nacional.

Así también, se refirió al uso del “jopara” y comentó que el estigma por utilizar un “idioma no puro” puede generar un estigma pero eso solo ocurre con las lenguas poco desarrolladas. “Las lenguas desarrolladas son un jopara inmenso, no tienen ese estigma, eso sucede con las lenguas hegemónicas como el inglés”, indicó.

Aguilera señaló que, dentro de todo, lo más importante no es determinar si el jopara es o no una lengua, sino “enunciar sus reglas naturales”, a lo cual agregó que “la lengua tiene mecanismos naturales precisos y lógicos para adaptarse a los préstamos o a crear nuevas palabras dentro de la lengua”, haciendo alusión a la creación de nuevas palabras en el idioma guaraní o neologismos.

“Como el guaraní se trabajó tan poco en ese sentido, tenemos el temor de que se habla bien o se habla mal porque nunca se aclararon sus reglas fundamentales”, recalcó.

El Director General de Investigación Lingüística aseguró que “el jopara se puede ir ‘guaranizando’ progresivamente hasta llegar a ser un guaraní estándar”, tal y como ya ocurrió en su momento con el castellano. Así también, sostuvo que “el uso depura la lengua”, por lo tanto, no se debe tener miedo a utilizar frecuentemente el jopara en el hablar cotidiano, pues cuando se instala una lengua masivamente, se depura sola socialmente.

“Si se asume y cultiva la lengua, el jopara no es ningún hecho negativo. El ‘préstamo’ (en referencia a las palabras del español que se adaptan o prestan al guaraní) no es signo de decadencia de la lengua. Si se trabaja la lengua desde adentro, el préstamo no le va a forzar, sino que lo enriquece, además hay que proponer palabras nuevas”, mencionó Aguilera.

Finalmente, volvió a hacer mención a la idea de utilizar un guaraní puro diciendo que “no se puede poner un purismo a rajatablas por delante y que la gente no entienda”, por lo que el jopara no debe ser descartado o menospreciado. “Necesitamos tener un guaraní fluido y natural, luego ir proponiendo los cambios así como lo hacen todas las lenguas del mundo”, puntualizó.

Comentarios

Más popular

Hasta arriba