Otros

El camino al feminicidio da señales: instan a entorno cercano a involucrarse y denunciar

La violencia se manifiesta tanto física, verbal y emocionalmente. Foto: Ilustrativa
La violencia se manifiesta tanto física, verbal y emocionalmente. Foto: Ilustrativa

Uno de los primeros signos de una relación violenta es el alejamiento de la víctima tanto de sus familiares como de sus amigos y esa pérdida de contacto debe llamar la atención, buscar, insistir con la víctima y si no hay caso denunciar la situación. Además, los rastros de violencia y cambios repentinos de comportamiento alertan sobre que algo no marcha bien.

Las señales de una relación violenta pueden detectarse por los cambios progresivos en la víctima y uno de los primeros signos es el alejamiento del entorno más cercano ya sea amistades o familiares.

El caso de Mayra Thalía de 23 años que fue víctimas de feminicidio en manos de su pareja Aldo Ariel López dio señales, señala Raquel Iglesias, directora del Observatorio de la Mujer.

Uno de ellos fue los signos de violencia que presentaba la víctima es la pérdida de contacto con ella por parte de la familia quienes declararon que ya no tenían comunicación con ella, que solo él contestaba las llamadas y los mensajes y que dejó de visitarlos.

“El no tener contacto con sus familiares es un cambio importante, dicen no viene más, se le ve cambiada, desaliñada, triste, habla poco, tiene el llanto fácil es por que algo está pasando y cuesta contar y que la pareja sea la que atiende su celular no es normal, es obvio que algo está pasando”, afirmó Iglesias.

Destacó que tanto los familiares como amigos deben no solo preocuparse sino ocuparse ante cambios de este tipo y ver la manera de llegar hasta la mujer y si llegan hasta la casa o donde viva y siguen con la excusa de no atenderles hacer inmediatamente la denuncia.

La Ley Nº 5777/16 ampara integralmente a la mujer y los feminicidios son crímenes que pueden ser evitados, agregó.

Lo positivo, según Iglesias es que los casos de feminicidios disminuyeron con relación al año pasado cada vez se espera más que la mujer denuncie la violencia de la que es víctima.

“Lo importante es que se de cuenta de lo que está pasando, que si le empieza a poner exigencias que confronte, que aclare que así se conocieron y así la debe aceptar y si no ocurre eso que se termine la relación, cuanto antes mejor porque si llegamos a una denuncia es porque ya está pasando algo””, indicó.

Instó a las amistades cercanas y familiares a involucrarse y alentar a la pareja a buscar ayuda y orientar sobre los lugares a dónde acudir y así salvar vidas.

En lo que va del año son 30 los casos de feminicidio y sobre el punto Iglesias afirmó que esta situación destruye familias de ambos lados tanto de la víctima como del victimario.

“El feminicidio es un tema que deja secuelas sociales, psicológicas y hace efecto en todos los familiares, hijos, parientes cercanos, compañeros y la comunidad porque golpea como sociedad porque no se trata solo de la pérdida de una vida sino de todo lo que queda después”, puntualizó.

Dónde denunciar

El Ministerio de la Mujer trabaja en forma coordinada con el Ministerio Público, la Policía Nacional y el Poder Judicial haciendo de enlace, asistiendo y direccionando a las víctimas para que las instituciones involucradas les brinden una atención integral, cada una en su rol.

La atención se da de 7:00 a 18:00 de lunes a viernes en Presidente Franco y Ayolas – Edificio Ayfra – Planta Baja. El teléfono es el (021) 45 20 60 y el correo electrónico [email protected]– para cualquier consulta.

El Servicio de Atención a la Mujer (SEDAMUR) del Vice Ministerio de Protección de los Derechos de las Mujeres, cuenta con un equipo interdisciplinario, de trabajadoras sociales, abogadas y psicólogas para la atención, que apoyan y orientan a las mujeres víctimas, de forma gratuita.

La línea 138 SOS MUJER consiste en un Sistema Operativo de Seguridad para mujeres víctimas de violencia doméstica e intrafamiliar. Es un servicio especial con cobertura nacional, las 24 horas del día inclusive los fines de semana y días feriados, gratuito y confidencial.

Está orientado a brindar respuestas rápidas, claras y eficientes a las mujeres ante las situaciones de violencia doméstica e intrafamiliar que articula su trabajo con otras instancias del Estado.

La línea telefónica (137) es de acceso gratuito desde teléfono público, línea baja y desde todas las líneas de telefonía celular. Esta línea funciona de manera coordinada entre el Ministerio de la Mujer, la Policía Nacional y otras instancias que se ocupan del abordaje a mujeres en situación de violencia basada en género.

Más popular

Hasta arriba