Otros

El aviso de Marito que desoyó Cartes

Estela Ruiz Díaz En TW: @Estelaruizdiaz
Por Estela Ruíz Díaz
El aviso de Marito que desoyó Cartes
Pocas veces en su corta vida política, el presidente Horacio Cartes tuvo tanta angustia por su futuro en el escenario político, ya que esta es la última carta que le queda tras los fracasos de la enmienda para su reelección y la derrota de su delfín Santiago Peña.

La incertidumbre sobre los votos para la aceptación de su renuncia para habilitar su jura como senador activo sigue igual como aquel 30 de mayo cuando no hubo cuórum en el Senado.

En medio de la afanosa búsqueda de votos, en Palacio de Gobierno empiezan a mirar hacia atrás buscando los errores de la estrategia, pero sobre todo a los culpables de esos desaciertos.

Ahora lamentan no haberle hecho caso a Mario Abdo Benítez, quien le propuso en una reunión en Mburuvicha Róga que renuncie en mayo, de modo que el Congreso decida en una misma sesión la designación de Alicia Pucheta como vicepresidenta y su renuncia al cargo. “Aprovechá ahora que tenemos los votos”, le aconsejó el combo el presidente electo. Tenía razón: la ex ministra de la Corte Suprema obtuvo 27 votos a favor el pasado 9 de mayo.

Pero Cartes no le hizo caso, y atendió el consejo de otros que le dijeron que no hacía falta. “Creo que fue Galaverna”, dijo entre dudas una fuente palaciega.

Aunque la dirigencia cartista apunte a Mario Abdo como el culpable por no bajar líneas, dicen que Cartes no le culpa totalmente y la prueba es la recomendación que le hizo. Además, los de su entorno más cercano creen que a Marito se le fue de las manos la situación. “Empezó como revancha de algunos. Su error fue no cortar a tiempo. No es inútil, sino débil”, evaluó otro.

El calendario marcha inexorable y marca 13 días para lograr la hazaña de revertir posiciones. Por ahora, no hay cambios en Colorado Añetete, lo cual es una mala noticia para el presidente. Además, las señales de su líder refuerzan su tesis. “Marito ya no es amenaza para nadie –dijo en tercera persona, sugestivamente días pasados, y agregó–: No voy a ser reelecto presidente, voy a ser senador vitalicio. Lo único que quiero es que nos ayudemos todos para trabajar por nuestro pueblo, yo ya no soy amenaza para nadie”. A esto se suman las bases del movimiento que salieron a respaldar a los rebeldes rechazando la coacción presidencial.

Esto deja a los opositores en la mira de los negociadores, especialmente a aquellos que ya no lograron su reelección.

CONTRARRELOJ. La comisión negociadora cartista se fortaleció para optimizar la tarea. A Juan Darío Monges y Javier Zacarías Irún se sumaron Arnaldo Franco, Sergio Godoy y Tony Barrios. Por el lado Añetete siguen Beto Ovelar y Juan Carlos Galaverna, ambos beneficiados con jugosos cargos para sus familiares en las binacionales, confirmando la tesis de Cartes de que los políticos siempre cobran por sus servicios.

Si bien no se animan a lanzar números, el clima palaciego ha cambiado de frío a cálido porque manejan buenas noticias. “Acá llaman varios senadores para decirnos que están dispuestos a discutir la legalidad o de la importancia de la jura de Horacio”, cuenta uno en tono irónico.

Sin embargo, la sensación política es otra totalmente: la del frío fracaso. Pero en política como en el fútbol hay que esperar el pitazo final para saber el resultado.

FUTURO INCIERTO. La aparente decisión de Cartes de condicionar su jura el 30 de junio o patear el tablero porque no piensa sufrir la humillación de Nicanor Duarte Frutos, es el peor escenario para quienes dependen totalmente de su liderazgo. ¿Qué van a hacer Godoy y Barrios sin Cartes cerca?, se preguntó un dirigente. Se suman Víctor Bogado y Zacarías Irún, “intragables totalmente” en el nuevo eje de poder. Por eso hay fisuras también en Honor Colorado porque algunos apuntan a los citados como los responsables del fracaso.

EL FACTOR NICANOR. En el bloque opositor hay fisuras porque no se ponen de acuerdo con el caso del ex presidente Duarte Frutos, que para algunos mantiene la misma inhabilidad, a pesar de su renuncia a la senaduría vitalicia. En Añetete se oponen a Cartes, pero no a Nicanor y temen que la posición luguista se convierta en un bumerán y como efecto reunifique la bancada colorada y eso permita la asunción de ambos. “No hay que mezclar, no sé a qué juegan los luguistas”, señaló desconfiado un abdista.

El futuro de Nicanor está atado a la suerte de Cartes como un trágico destino.

Para el Frente Guasu si se le permite jurar a Nicanor no habrá impedimento legal para que Cartes, finalizado su mandato el 15 de agosto, asuma su banca al día siguiente. La jura de Nicanor (si se da) es la llave que abre la puerta jurídica a Cartes, alertó una fuente de izquierda.

“La no jura será ya una decisión política, pero sin sostén jurídico”, acotó.

El futuro de Cartes está atado a Nicanor como un trágico destino.

El presidente vive horas de angustia por la indefinición.

Él que siempre fue su propio jefe, ahora su destino está en manos de otros.
UH

Comentarios

Más popular

Hasta arriba