Pasión de multitudes que se volvió una marca sólida

La pasión se ha vuel­to el empuje prin­cipal de cientos de proyectos, grandes y pequeños, pero a este factor no hay que subesti­marlo ya que en el ámbito futbolístico siempre se magnifica, mueve multitu­des y llega a todos de una manera mágica como lo describe el Presidente del Club Cerro Porteño, Juan José Zapag, el cual a la ca­beza del mismo ha llegado a experimentar la fuerza de la pasión y el empuje bien direccionados.

No solo como fanático sino como empresa­rio y visionario, Zapag llega a la dirigencia de uno de lo clubes más importantes del país de la mano de un legado poderoso de su padre al cual -como él mismo manifiesta- lo veía solo en la administración y decidió sumarse a la causa de fomentar el fútbol. “A mí me tocó ser secretario de la direc­tiva el mismo año prác­ticamente en el que me casé y así tenia yo mis compromisos empresa­riales, tenía el papel de recién casado y el papel de secretario del Club y entonces tuve que tra­bajar mucho”, comenta.

Su capacidad y empuje le ha valido varios años den­tro del club hasta llegar a la Presidencia, cargo de im­portancia y de gran respon­sabilidad, en el cual buscó desempeñarse de la mejor manera; y claro, era inevita­ble que su mirada empresa­rial influya en su dirección, de esa manera llevó a Cerro Porteño a buscar convertir­se en más que un club: una marca posicionada en el corazón de los hinchas con obras de primer nivel que no solo han marcado hitos históricos en el club, sino que en el país, contando con uno de los estadios más im­portantes de Latinoamérica.

Esto no fue fácil, llevó mu­cho esmero y empuje, rela­ta Zapag, quien realizó el seguimiento paso a paso de las mejoras realizadas para el estadio y el parque Azul­grana. “Tomé un club que no había crecido mucho en lo institucional aunque sí había ganado varios títulos tuvo una administración austera, pero era un club que no había invertido lo necesario, además recibi­mos el parque azulgrana de 15 hectáreas que contaba con tan solo 2 canchas y un quincho y nada más y con todo esto trabajamos para que crezca”.

Tras un trabajo de cons­trucción y remodelación de 2 años, la denominada “Olla azulgrana” se convir­tió en una de las hazañas más importantes dentro de la administración de Zapag quien recordó emocionado día tras día de trabajo dedi­cados a esta empresa que se convertiría en el orgullo de los socios e hinchas en general.

Detalló que la construcción fue planificada con un equi­po con experiencia y fue di­reccionada de una manera estratégica para que todos los recursos sean utilizados de la mejor manera.

Las obras emplearon a más de 500 personas por día las cuales trabajaron en diferen­tes frentes, llevando la obra adelante se presentaron va­rios contratiempos los cuales fueron parte del aprendizaje y forjó la capacidad de reso­lución.

El Presidente destaca además que en com­paración a otros es­tadios regionales el costo de la obra que en total asciende a los US$ 23.000.000 es bastante menor y de la misma ca­tegoría que un estadio mundialista.

Esto se debió en gran parte a la colaboración gratuita que se recibió por parte de los hinchas del Club que lograron que “la Olla” se convierta en el mejor estadio del Paraguay, el más moderno y no solo en dimensiones sino que en el nivel de un estadio mundia­lista ya que cuenta con secto­res amplios y modernos con la más alta tecnología en todos los sentidos.

Posee 6 pisos completamente equipados y pensados para la comodidad de los hinchas un patio de comida y palcos vips a la altura de cualquier estadio de primer mundo.

Al ser consultado por la orga­nización del Club y la estrate­gia de trabajo llevada adelante para posicionar al club entre uno de los más prestigiosos, comentó Zapag que “si hay algo que Cerro tiene hoy es el apreciar el valor de las per­sonas y la capacidad de los dirigentes y darle el espacio para el desarrollo y me siento orgulloso”.

Recalcó que todos los proyec­tos del Club están dirigidos de una manera planificada estratégica para cumplir con todas las obligaciones y las expectativas que genera con­tar con una envergadura de esta magnitud.

Finalizando destacó que Ce­rro Porteño es de la gente del hincha de la pasión y que como dirigente con­tinuará trabajando con tesón para que crezca y se mantenga a la altura que su gente merece.
5DIAS

Cuando la pasión por el fútbol y los negocios se fusiona
Comentarios
Hasta arriba