Otros

Bolsonaro y Netanyahu prometen estrechar relaciones y dejan offside a la política pro árabe de Abdo

Bolsonaro y Netanyahu prometen estrechar relaciones y dejan offside a la política pro árabe de Abdo

Jair Bolsonaro y Benjamin Netanyahu.
Jair Bolsonaro y Benjamin Netanyahu.

La estrecha relación entre el nuevo presidente del Brasil, Jair Bolsonaro y el primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, tendrá su corolario en la asunción al poder del mandatario braaileño, el 1 de enero próximo.

“Espero la llegada y visita del Primer Ministro Netanyahu. Nos reuniremos y discutiremos nuevos rumbos para nuestras naciones. Las expectativas son las mejores para este momento inédito de nuestra historia”, escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

“Ahora me voy de visita a Brasil, a invitación del presidente, nos encontraremos con el presidente electo Bolsonaro y los ministros de defensa y de Asuntos Exteriores”, respondió por su parte, y por la misma vía, Benjamín Netanyahu.

El intercambio de cordiales mensajes es la continuación, y confirmación, de que la política exterior brasileña a partir de la asunción del nuevo mandatario, pondrá énfasis en estrechar relaciones con Israel.

En propio Bolsonaro, ni bien se había confirmado su victoria en las presideenciales de octubre pasado, señaló que mudará la embajada brasilera de su sitio actual en Tel Aviv a la ciudad de Jerusalén.

Eso dejará en incómoda posición a Mario Abdo Benitez y su política exterior, más cercano a la línea árabe que a la israelí.

Ni bien asumió su mandato, el 15 de agosto pasado, Abdo resolvió retornar la embajada de Paraguay asentada en Jerusalén a Tel Aviv, en contraposición a la decisión del expresidente Horacio Cartes.

Esa movida valió al actual mandatario el rechazo, incluso, del propio presidente estadounidense Donald Trump, que a través de su vicepresidente hizo saber a Mario Abdo su disgusto con la medida.

CENTIMETRO A CENTIMETRO

En conversación con la 970 AM, el excanciller Eladio Loizaga, señaló el error cometido por Abdo Benitez, en mudar la embajada paraguaya en Israel.

“Hay que medir centímetro a centímetro las consecuencias que una medida pueda tener. Cambiar una embajada, por una cuestión política, con el tiempo tiene sus consecuencias. En el Gobierno de Cartes tomamos la decisión, porque estábamos convencida de ella. La decisión de Paraguay fue objeto de análisis del New York Time. No sé si se (Mario Abdo) dimensionó la decisión que se ha tomado acá (del gobierno. Fue muy apresurada, se tuvo que haber conversado con el gobierno de Israel”, expresó.

“Hay que tener en cuenta que detrás de Israel hay países que lo han apoyado siempre, como es el caso del gobierno de Donald Trump. La relación con los Estados Unidos para el Paraguay también es demasiado importante”, enfatizó.

Comentarios

Más popular

Hasta arriba