Reaparece el abogado de Marcelo Piloto tras refugiarse en el exterior

El abogado Jorge Prieto reapareció ayer luego de varias semanas de refugio en el extranjero, a donde huyó tras el asesinato de su jefa Laura Casuso, con quien defendía a Jarvis Chimenes Pavão y a Marcelo Piloto.

El abogado Jorge Rodrigo Prieto Morínigo, de 39 años de edad, reapareció ayer en la sede de la Fiscalía ubicada en la avenida Félix Bogado casi 21ª Proyectada de Asunción.

Fue para conversar con la fiscala María Irene Álvarez, quien investiga el asesinato de la joven Lidia Meza Burgos, de 18 años, ocurrido el sábado 17 de noviembre pasado en la celda que ocupaba el principal cliente de Prieto, el narco brasileño apodado Marcelo Piloto.

Garante de su colega

Sin embargo, ni bien se supo de la llegada de Prieto, aparecieron en el lugar los policías del departamento Contra el Crimen Organizado quienes arrestaron al abogado en cumplimiento de una orden del fiscal Hugo Volpe que data del 14 de noviembre pasado.

La orden de detención era en el marco de la investigación del intento de rescate de Marcelo Piloto, que fue desactivado por la Senad el jueves 4 de octubre pasado, cuando fue allanada una casa del barrio San Vicente de Asunción en la que se escondían la novia del criminal, Marisa de Souza Penna, y otros cuatro brasileños miembros de la facción carioca Comando Vermelho.

Dentro de la propiedad, fueron detectadas enterradas varias armas de guerra, municiones, explosivos y equipos de comunicación que supuestamente se iban a utilizar en el ataque a la Agrupación Especializada.

El elemento que conectó al abogado Jorge Prieto con esta causa es que el abogado le salió como garante a su colega Giselle Gutiérrez, quien a su vez fue la que firmó el contrato de alquiler de la residencia donde se ocultó la célula del Comando Vermelho.

Gutiérrez actualmente guarda arresto domiciliario y está imputada por frustración de la persecución y ejecución penal, liberación de presos en grado de tentativa y asociación criminal.

El fiscal antidrogas y contra el crimen organizado, Hugo Volpe, dijo ayer que ordenó la libertad de Jorge Prieto luego de que este prestara declaración, aunque aclaró que los dos teléfonos celulares del abogado quedaron incautados para ser investigados.

Volpe habló en el programa Crimen y Castigo, que se emite de lunes a viernes a las 18:00 por ABC TV, y señaló que Jorge Prieto alegó que no sabía que su colega Giselle Gutiérrez cedería la casa alquilada a los delincuentes brasileños.

El fiscal refirió que, de momento, no tiene elementos suficientes para sostener una eventual imputación contra Jorge Prieto, pero que la investigación seguirá su curso.

Laura Casuso

Según fuentes policiales, Jorge Prieto estuvo escondido las últimas semanas en el extranjero luego del asesinato de su jefa, la abogada Laura Marcela Casuso, quien fue atacada por sicarios en la tarde del 12 de noviembre pasado en Pedro Juan Caballero.

Casuso era la jefa del estudio jurídico en el que también trabajaba la ahora imputada Giselle Gutiérrez.

Jorge Prieto, últimamente, era el segundo de Laura Casuso e incluso llevaba las causas más importantes del buffet, como las de Marcelo Piloto y Jarvis Chimenes Pavão, cuyas extradición y expulsión no pudieron evitar.

Supuestamente, Jorge Prieto cree que el mismo grupo que viene matando a todos los tentáculos de Pavão también querría atentar contra su vida. Jorge Prieto trabajó en otras causas relacionadas con el narcotráfico, como los procesos contra Tomás Rojas Cañete, alias Toma’i; Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias Chicharõ, y Nery Pinazo. Además, defendió a Froilán Peralta, Luis Saguier Blanco, Judith Andraschko, entre otros.

ABC