JEM comunicó a la Corte suspensión de juez del caso sicarios de Minotauro

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) ya comunicó a la Corte Suprema del enjuiciamiento y suspensión del juez de Capitán Bado Manuel Marcos Fernández Arce, por supuesto mal desempeño por intentar beneficiar a sicarios del capo narco Minotauro.

21 DE ENERO DE 2020 – 01:00

Manuel Marcos Fernández Arce, juez  suspendido.
Manuel Marcos Fernández Arce, juez suspendido.
Cristian Kriskovich, Eusebio Alvarenga, Enrique Bacchetta, Adrián Salas, Gladys Bareiro y Antonio Fretes, en la sesión extraordinaria de ayer. Enjuiciaron y suspendieron al juez  Fernández Arce.
Cristian Kriskovich, Eusebio Alvarenga, Enrique Bacchetta, Adrián Salas, Gladys Bareiro y Antonio Fretes, en la sesión extraordinaria de ayer. Enjuiciaron y suspendieron al juez Fernández Arce.

El presidente del JEM Enrique Bacchetta comunicó al presidente de la Corte Suprema Eugenio Jiménez Rolón, que el órgano juzgador ha iniciado de oficio el enjuiciamiento del juez penal de garantías de Capitán Bado Manuel Marcos Fernández Arce, por supuesto mal desempeño de funciones.

El Jurado también le solicita a la Corte Suprema hacer efectiva la suspensión en el ejercicio de funciones de Fernández Arce, dentro del plazo legal dispuesto para esta medida.

De igual manera, el JEM hace saber a la máxima instancia judicial que para el enjuiciamiento del magistrado ha sido designada la fiscala acusadora Alejandra Benítez.

Enjuiciado por unanimidad

La decisión de enjuiciamiento con suspensión del ejercicio de funciones dispuesto para el juez Fernández Arce, fue tomada en una sesión extraordinaria convocada por el presidente del JEM, ante la gravedad del hecho denunciado en medios periodísticos.

De los ocho miembros del JEM, seis acudieron a la sesión extraordinaria. Estuvieron presentes Bacchetta, Eusebio Alvarenga, Adrián Salas, Cristian Kriskovich, Gladys Bareiro de Módica y Antonio Fretes. No concurrieron el diputado Ramón Romero Roa y el senador Fernando Silva Facetti.

La decisión de enjuiciamiento y suspensión de funciones fue por unanimidad de los miembros presentes. El primero en alegar fue Alvarenga, quien cuestionó que el magistrado no haya valorado la gravedad del hecho, ya que es una causa que incluso es del interés del Brasil, por tratarse de un caso de narcotráfico, tráfico de armas, asociación criminal y de criminales que estarían bajo las órdenes del capo narco Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro, y aún así no fue tenido en consideración para no intentar otorgar medidas sustitutivas.

El juez Fernández pretendió beneficiar a los seis supuestos sicarios con el arresto domiciliario aplicando solo una caución de G. 10 millones para cada uno, y con autos viejos como garantía real, pretendió que los mismos estén sujetos al proceso de tráfico de armas por el cual fueron imputados.

Igualmente se cuestionó que a pesar de que la Corte Suprema el 31 de diciembre de 2019 ya revocó la resolución que ordenaba tramitar el expediente en Pedro Juan Caballero, aún así el 10 de enero, el juez Fernández Arce otorgó el arresto domiciliario, que finalmente no fue cumplido por denuncias de la prensa.

Mercenarios se fugaron de cárcel

– Los sicarios supuestos miembros del PCC a quienes el juez Manuel Fernández Arce pretendió beneficiar con medidas sustitutivas, están en la lista de fugados de la penitenciaría de Pedro Juan Caballero, el domingo pasado. Son ellos el paraguayo Marcos Paulo Valdez Moreira y los brasileños Julio César Gomes, Ailton Botelhos Dos Santos, Felipe Fernandes Dias, Rafael De Souza y Luciano De Souza Martins.