Jefes de Antinarcóticos y Crimen se mostraban genuflexos ante narco

Cancelaban vigilancias y hasta buscaban a policías brasileños por pedido de la mano derecha de Levi Adriani Felicio. Los jefes policiales que deberían combatir a carteles rendían pleitesía al capo.

Denis Caballero

Las dos divisiones de investigación de carteles de Amambay estaban a entera disposición de la estructura narco de Levi Adriani Felicio, ex jefe de jefes del Primer Comando Capital (PCC) en Paraguay. Los mismos jefes de los Departamentos Contra Crimen Organizado y Antinarcóticos llamaban a presentarse ante el secretario narco Marcio Gayoso, alias Candonga y ponerse a disposición.

Según el acta de imputación de la Fiscalía el comisario Rutilio Ramírez Benítez se habría presentado ante Candonga, mencionándole que Amarilla le pasó su número. Los investigadores de la Operación North II presumen que se refería a un comisario Amarilla, ex jefe de Antinarcóticos de Amambay.

El narco le pregunta si está por su oficina, y el comisario le dice que lo espera. El 5 de diciembre del 2018 Gayoso recibe una llamada en la que le informan que fue a hablar con el nuevo jefe de Antinarcóticos.

El oficial primero Denis Caballero Vera, cuando asumió la subjefatura del Departamento Contra el Crimen Organizado de Amambay también se presentó con Gayoso.

El 12 de marzo del 2019, “disculpe la molestia”, le dice Caballero al secretario narco. Como Gayoso no estaba por Pedro Juan Caballero (PJC) le informa que al día siguiente le llamará. El oficial se pone a las órdenes, y le recuerda “Caballero es mi apellido”.

APRIETES Y CANCELACIONES. Luego de las muestras de pleitesía de Crimen Organizado y Antinarcóticos, Levi tiene a ambas unidades como sus colaboradores para trabajos sucios y mandados.

El comisario Ramírez canceló un operativo antidrogas por pedido de Gayoso, según las conversaciones grabadas. Un grupo de Antinarcóticos estaba haciendo una vigilancia sobre la avenida Fernando de PJC, y el narco consulta si lo estaban vigilando a él.

Finalmente resulta que estaban vigilando a Joel Ortiz, alias Fita. Gayoso le advierte que es su cuñado, y que va a negociar. El comisario le dice que puede darle su número al investigado, y vaya con toda confianza a hablar con él, pero de manera urgente.

En tanto que Caballero “presumiblemente habría procedido a retener a un grupo de la Policía Civil brasileña que ingresó” al lado paraguayo, menciona la Fiscalía.

Cuando el secretario narco le pide que de un susto a los policías brasileños, el oficial le responde que “les va buscar ahora mismo”.

De esta forma Levi mantenía alejado a sus enemigos de Amambay operativizando a la misma Policía Nacional. UH