Cocaína “made in Paraguay” vía PCC y la mafia calabresa

La mafia calabresa, conocida como la ‘Ndrangheta, es consi­derada por los expertos como la mafia italiana más pode­rosa. Y presenta la caracte­rística de que tiene la prác­tica de expandirse por países del mundo.

Referentes de los servicios de seguridad de nuestro país dan cuenta de que dicha orga­nización criminal ya habría posado sus tentáculos en nuestro país.

La ministra de Justicia, Ceci­lia Pérez, señaló al respecto que el desembarco del grupo criminal calabrés se habría dado en la zona de la Triple Frontera, que comparten Paraguay, Brasil y Argentina.

“Lo que supimos es la vincu­lación (de la mafia calabresa) con el Primer Comando Capi­tal (brasileño), teniendo en cuenta que este tiene fuerte presencia acá”, declaró la ministra Pérez, en con­versación con periodistas.

Subrayó que esa agrupación italiana estaría iniciando sus acciones en el campo del lavado de dinero además de sus actividades especializa­das en el tráfico de drogas y otros rubros delincuenciales.

La titular del Ministerio de Justicia indicó que autorida­des de Italia están en contacto permanente con el servicio de seguridad del Gobierno, a fin de coordinar tareas para la detección y detención de los activistas de la ‘Ndrangheta.

Interés del gobierno italiano llegó incluso al punto en que invitó a autoridades de nuestro país a reuniones en Ita­lia y otros países de Europa, al efecto de delinear políti­cas comunes para enfrentar el avance del flagelo en Sud­américa, con fuertes reper­cusiones en el viejo mundo.

En ese sentido se tiene como hecho comprobado que las toneladas de drogas, princi­palmente cocaína, que fue­ron enviadas desde Paraguay, son gestionadas por la mafia calabresa.

Con varios decomisos, en Paraguay y países europeos, el presente año se caracterizó por un crecimiento inusitado de envíos de cocaína al viejo continente.

De acuerdo a estimaciones de investigadores antidro­gras de nuestro país, la coo­peración entre la agrupación criminal italiana y el PCC conforma un frente de alta efectividad para el tráfico de estupefacientes desde Suda­mérica a Europa.­. LN