Fronteira

El Chapo quiere que su fortuna se reparta a comunidades indígenas de México

EE.UU.- Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera pidió a través de su abogado que su fortuna sea repartida entre los pueblos originarios de México. El abogado del exnarcotraficante asegura que Estados Unidos quiere quedarse con el dinero.

El pedido lo hizo su abogado José Luis González Meza a través de una rueda de prensa ofrecida el miércoles, según medios locales.

El defensor del ex líder del Cártel de Sinaloa asegura que EE.UU. pretende quedarse con el dinero del “El Chapo”, por lo cual él mismo “manifestó telefónicamente a la familia” que su riqueza debe regresar a su país natal.

El deseo de Guzmán Loera incluye “una súplica al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que ese dinero se destine a las comunidades indígenas”, afirmó el abogado.

La Fiscalía estadounidense asegura que, desde los años 90, Guzmán Loera traficó más de 600.000 kilogramos de cocaína, 200 kilogramos de heroína y unos 420.000 kilogramos de marihuana, generando de esa manera ingresos que superan los 12.600 millones de dólares. No obstante, las autoridades aclaran que el cálculo es general y que la cantidad total quizás sea imposible de determinar.

Por su parte, el abogado González Meza informó que “El Chapo” advirtió a su madre y a sus hermanas que Estados Unidos pretende quitarle 14.000 millones de dólares que forman parte de sus bienes y que ese dinero “no pertenece a EE.UU., sino al Gobierno de México”.

El presidente de México, López Obrador, compartió meses atrás esta afirmación de El Chapo cuando uno de los abogados del exnarcotraficante expresó lo mismo en julio.

“Yo escuché muy bien al abogado y dijo una cosa interesante, que la confiscación de bienes le corresponde a México legalmente. Estoy de acuerdo con lo que dijo el abogado de Guzmán Loera, lo vamos a revisar”, dijo el mandatario.

El Chapo Guzmán fue condenado el pasado 17 de julio a cadena perpetua por tráfico de drogas, al recibir 30 años de prisión por violencia con armas de fuego y 30 años por lavado de dinero. Se encuentra encarcelado en una prisión de máxima seguridad en Colorado, Estados Unidos, con vigilancia permanente y aislamiento al menos 22 horas al día.

Más popular

Hasta arriba