Un estudio concluye que este país suramericano podría sufrir los mayores tsunamis (con olas de hasta 45 metros)