“Escalofriante situación” por alta demanda de oxígeno y vaticinan tiempos peores