Paraguay

Un dólar caro y presión inflacionaria

La presión inflacionaria proviene de un dólar más alto que encarece los productos importados. El BCP ha aumentado la tasa de la política monetaria a 6% para evitar generar inflación y poder así cumplir con su meta de mantenerla en 4,5% +/- 2% a finales del año.

Por MCS, Grupo Consultor
5DIAS

PUBLICIDAD:
banner-anuncie

La presión inflacionaria proviene de un dólar más alto que encarece los productos importados. El BCP ha aumentado la tasa de la política monetaria a 6% para evitar generar inflación y poder así cumplir con su meta de mantenerla en 4,5% +/- 2% a finales del año.

LA INFLACIÓN Y EL PODER ADQUISITIVO

La inflación es un indicador macroeconómico que muestra la variación de los precios de bienes y servicios en una economía en un periodo de tiempo específico, generalmente un año.

Es uno de los indicadores macroeconómicos más importantes para las personas puesto que indica el poder adquisitivo de las mismas; es decir cuánto podemos comprar. La inflación se incrementa a medida que los precios de bienes y servicios aumentan, por lo que una inflación elevada indica una disminución en la capacidad adquisitiva de las personas.

PUBLICIDAD:
1argamasa grudabem

CUMPLIENDO METAS

Una inflación baja y predecible es una señal de estabilidad. Una inflación elevada aumenta la incertidumbre, desalienta las inversiones y tiene costos sociales elevados porque las personas tienen menos capacidad para adquirir bienes y servicios. Es por eso que las autoridades de los bancos centrales monitorean la evolución de la misma constantemente.

Algunos bancos centrales se fijan metas para mantener esta variable económica en un porcentaje determinado con cierto rango de tolerancia. Desde el 2011 al 2014 el BCP había fijado una meta de inflación del 5% con rango de tolerancia + / – 2%, y a partir del 2015 esta meta fue modificada a 4,5% con un rango de tolerancia de + / – 2%.

El BCP ha cumplido con su meta en el 2015 puesto que la inflación interanual alcanzó 3,1%; un tanto menor a la alcanzada el año anterior (4,2%). Esto implica que los precios de bienes y servicios de la canasta básica han aumentando levemente y por lo tanto, el poder adquisitivo de los ciudadanos no se ha reducido bruscamente. Al tener en cuenta la inflación núcleo, el indicador que no incluye a precios del petróleo y productos agropecuarios, como ciertas frutas y verduras, alcanzó 3,7%.

La inflación de Paraguay es relativamente baja en comparación a otros países de la región. La inflación en los países vecinos Brasil y Argentina, superó un dígito y alcanzó 10,48 y 25% respectivamente, mientras que la de Uruguay alcanzó 9,5%. Los ciudadanos brasileros y sobre todo los argentinos han sufrido una caída importante en su poder adquisitivo.
PUBLICIDAD:
50c6b4c7-d6b9-4017-84aa-858ea13f8067

AUMENTO DE TASAS DE INTERÉS

El BCP ha adoptado el sistema de metas de inflación, donde la toma de decisiones de las autoridades monetarias está basada en un análisis de las variables relevantes que podrían afectar a la inflación en el futuro.

El ajuste de las tasas de interés es una manera de controlar la inflación, puesto que las mismas tienen cierto impacto sobre la actividad económica.

Una vez que el Banco Central aumenta las tasas de interés, los bancos comerciales siguen esta tendencia; de esta manera se frena el crédito. Prestar dinero se hace más caro para las empresas y las familias, lo que disminuye el nivel de gasto, de consumo y de inversión.

Si bien como se mencionó en apartados previos existe relativa estabilidad de precios, la semana pasada el Comité Ejecutivo de Operaciones del Mercado Abierto del BCP (Ceoma) decidió aumentar las tasas de interés en un 0,25% alcanzando 6%, este leve ajuste indica que existen riesgos inflacionarios y que la banca matriz está buscando manejar las expectativas de inflación de los agentes económicos.
PUBLICIDAD:
NORTE

EL DÓLAR Y LA INFLACIÓN

Estas presiones inflacionarias se originan en la suba del dólar. La evolución del tipo de cambio es sumamente importante para la inflación sobre todo en la economía paraguaya debido a su alto grado de apertura comercial con el resto del mundo.

Desde comienzos del 2015, el guaraní se depreció casi 30% frente al dólar. Esta depreciación, causada por factores externos, hace que la divisa norteamericana se vuelva más cara, el precio de los productos importados aumente y la inflación suba. Por ejemplo, en diciembre de 2015 se vio un incremento en los precios de los bienes duraderos tales como automóviles y electrodomésticos que fue causado por la suba del dólar.

Como el Banco Central busca la estabilidad de precios y para esto ajusta la política monetaria, un cambio en la tasa de interés puede ayudar a revertir esta situación dado que impacta en la demanda de la divisa extranjera y por lo tanto en el tipo de cambio.

Un aumento en la tasa de interés local hace que el guaraní se vuelva más atractivo y por lo tanto sea más demandado. Si se demandan más guaraníes y menos dólares, disminuiría la presión cambiaria.

El aumento de las tasas de la semana pasada muestra que el BCP está tratando de frenar el aumento en el tipo de cambio del guaraní con respecto a la divisa norteamericana para evitar un aumento en la inflación causado por la apreciación de la divisa norteamericana.

EXPECTATIVAS DE INFLACIÓN

Otra presión inflacionaria relevante es la expectativa de inflación de los agentes económicos, es decir como esperan las personas que se comportarán los precios en un futuro.

Cada mes el BCP publica los resultados de las expectativas de las principales variables económicas, entre ellas la inflación, recogidas mediante una encuesta a agentes económicos, quienes esperan que la inflación cierre en 4,5% para los años 2016 y 2017, justo en la meta del BCP pero por encima de la inflación con la que cerró finalmente el 2015.

Un hecho que alimentó las expectativas recientemente se dio cuando las empresas estatales, ANDE y Essap, publicaron su intención de aumentar las tarifas de electricidad y agua.

Esto duró poco, debido a que los hacedores de política económica negaron la suba de precios de electricidad y agua, hasta que las empresas estatales transparenten sus costos.

Este mensaje por parte del gobierno mantendría las expectativas de inflación en niveles similares a los fijados por el BCP y ayudaría a mantener la misma controlada. La ciudadanía espera que el banco central cumpla con su meta y por lo tanto no espera cambios importantes en su capacidad adquisitiva. Sin embargo, la suba del dólar por factores externos es una advertencia, que podría traducirse en un aumento de inflación.

Mantener la estabilidad de precios es fundamental para que los agentes económicos, locales e internacionales, confíen y apuesten a la economía paraguaya. Las medidas de políticas deberían coordinarse adecuadamente para lograrlo.

Comentarios

Más popular

Arriba