Policiales

Policía brasileño surge como principal sospechoso de secuestro y tortura

PEDRO JUAN CABALLERO: El llamativo hecho de secuestro ocurrido un par de días atrás obre la avenida Dr. Francia de esta ciudad, en el que dos mujeres fueron alzadas a la fuerza por los ocupantes de una camioneta y llevadas presuntamente al Brasil, fue parcialmente aclarado luego que las víctimas fueran liberadas y dieran conocer su versión.
Una de ellas, Fermina Godoy fue la que se llevó la peor parte, pues según su relato y lo que se puede observar en la toma fotográfica, fue brutalmente torturada y golpeada, según su versión, por Carlos Ovidio Pedroso, un efectivo de la Policía Militar brasileña en represalia a un supuesto robo del que fue víctima por parte de la mujer.

Lo sucedido

De acuerdo al relato de la víctima del secuestro y tortura, ella trabaja a destajo (diarista) como limpiadora de un motel de Ponta Porã, propiedad de Luís Alexandre Amaral los días miércoles, jueves, viernes y sábado, y los domingos de forma intercalada. Dijo que el día jueves 26, ella encontró una cartera en la habitación Nº 43 en cuyo interior había arma de fuego, dinero en efectivo y documentos personales, y que al revisar un pequeño compartimiento dentro de la misma se pudo percatar de que pertenecía a un Policía Militar, por lo que cerró de nuevo la cartera y se la entregó a la recepcionista dando aviso además a la gerente del referido motel.

Según la versión de la gerente y lo que se puede observar en las imágenes de circuito cerrado, una mujer de baja estatura de constitución física robusta (gordita), llegó hasta el motel a bordo de una motocicleta sin chapa para retirar la cartera, al parecer diciendo que era ella la que acompañó ese día al policía, ahora acusado por secuestro y tortura, pedido al cual accedió la recepcionista identificada con el nombre o apodo de Lucy.
INMOBILIARIA CAPITANBADO
PUBLICIDAD:
“Lo que Buscas,Nosotros Tenemos”

==========================================

Patético relato

La mujer secuestrada y torturada en un patético relato manifestó: “ me hizo arrodillar, me pegaba, me pegaba, , me chutaba. Lo más raro de todo es que a mi otra compañera una o dos veces le pegó, a ella no le hizo casi nada, a mí lo que más me jugó y después nos puso dentro de la camioneta que estaba en un sojal, por suerte había entre ellos un más coherente que no dejó que me mate porque el tipo sí me iba a matar. él sí me iba a matar, y él e empujó y le dijo – não, você não vai matar a minina- (no, vos le vas a matar a la chica), y él me dijo para que yo le ayude a encontrar esa bolsa (cartera) , ahí agarró, abrió el capot de atrás de la camioneta y nos puso adentro, me quebró la cabeza, , mi frente, mi cara, todo. De venida en el camión (sic), en la camioneta me golpeaba mi cabeza, y por traqueteo y lo que pude percibir veníamos por estancias, por plantación de soja, y ahí ellos agarraron y me dejaron en un puente en la bajada de del barrio São João, muy lejos todavía, lejos luego. Supe que era la bajada de São João porque nosotros la noche entera caminamos y vinimos a salir en el barrio São João cerca de – Mansão Rosa – (un prostíbulo), y ahí en el puente otra vez él me iba a tirar, el me agarró para tirarme en el puente y ahí el me iba amatar y ahí el otro le dijo otra – no-, y le empujó a él y le sacó de encima de mí, y ahí nos dejó, ahí fue donde más me jugó, me agarraba de mi cabello, me golpeaba contra el concreto, me pegaba con la pistola, me rompió mi boca, mi cuello, es por un milagro que te estoy contando todo esto”, afirmó la mujer a Santiago Benítez de El Imperio FM.

Teme por su vida, al de su hijo y su marido

Siguiendo con el patético relato, la mujer dijo no saber que va a hacer, pues tiene miedo por su hijo, por su marido, y no sabe qué va a hacer. Siempre según su relato, el supuesto agresor la vive asechando, pasando por su casa en un automóvil de color blanco con vidrios ahumados. Afirmó que ya no quiere volver a trabajar en ese motel nunca más, y lo que es peor, quieren que ella retire la denuncia, “imagínate un poco, quieren que yo retire la denuncia, y si retiro la denuncia enseguida me va a venir a matar, porque eso es lo que él quiere”, afirmó.

“Ése tipo tiene serias intenciones de llevarme de vuelta, porque la persona que me contó es una persona muy cercana a él. Él (la otra persona) dice que si ese tipo me vuelve a agarrar me va a jugar hasta matarme, me va a torturar hasta matarme, dice que él es así, que ese tipo es así,. Él disfrutaba jugándome, el disfrutaba de las cosas que me hacía, de cómo él me pegaba, de cómo me chutaba, él disfrutaba de eso, y es por eso que yo creo que va a ser muy injusto para mí, porque yo no soy ladrona, yo nunca robé a nadie, nunca en mi vida yo le robé a nadie para que yo esté pasando por esto, soy una persona que vice hace mucho tiempo donde mucha gente me conoce”, finalizó diciendo.

Si bien es cierto que el hecho de tortura se produjo en territorio brasileño, el secuestro de ambas mujeres se produjo en territorio paraguayo, por lo cual amerita que el Ministerio Público abra una investigación y ordene la detención del principal sospechoso del secuestro y posterior tortura.
A.DIGITAL.

PUBLICIDAD:

Comentarios

Más popular

Arriba