Policiales

Brasileño opina que detener a Cabeza Branca nunca fue prioridad para los antidrogas y policías

Guilherme Amado, periodista del diario O Globo de Brasil, afirmó que las policías de Brasil y Paraguay ya manejaban hace años el dato del paradero de Luis Carlos Da Rocha, alias Cabeza Branca, y que su detención nunca fue una prioridad. “La verdad es que los paraguayos ya sabían dónde estaba Cabeza Branca, pero por la corrupción no conseguían atrapar al narco”
notas
Amado investigó a varios narcotraficantes junto con otros periodistas y entre ellos estaba “Cabeza Branca”. El comunicador conversó con radio ABC Cardinal desde Brasil y explicó que el narcotraficante detenido hace un par de semanas siempre conseguía escapar a través del pago de sobornos a policías tanto de Brasil como de Paraguay.

PUBLICIDADE.

“En cuanto al dinero con el que fue encontrado es comprensible que tenga en sus casas no solo para sus gastos, sino para el pago de coimas. Sabemos que Cabeza Branca consiguió, por medio de coimas, huir no solo de autoridades paraguayas sino también de brasileras”, manifestó Amado.

“Ahora, lo más interesante es saber dónde está gran parte del dinero de Cabeza Branca que no estaba con él, el efectivo, si está escondido en otro país, en paraísos fiscales”, agregó.

Sobre la localización de este cabecilla narco, las investigaciones del periodista comprobaron que en Brasil ya se sabía en dónde estaba y que los paraguayos tenían muchos más datos sobre él. “Claro que es una responsabilidad compartida (entre Paraguay y Brasil)”, expresó.

Apuntó además que si la detención de Da Rocha hubiera sido algo prioritario, habría una presión más fuerte para hacerlo. “No era prioridad. La verdad es que los paraguayos ya sabían dónde estaba Cabeza Branca, pero por la corrupción no conseguían atrapar al narco”, concluyó.

El brasileño Luis Carlos Da Rocha, alias Cabeza Branca, estuvo prófugo por más de 30 años, hasta que finalmente fue detenido el 1 de julio pasado en una megaoperación de la Policía Federal, en la ciudad de Londrina, estado de Paraná, cuando fue detectado “inocentemente” haciendo compras en una panadería.

Cabeza Branca era considerado el narco más importante de Sudamérica, teniendo en cuenta que su organización compraba cocaína de Colombia, Perú o Bolivia, y que utilizaba para el transporte de la droga el espacio aéreo de Venezuela, así como las principales rutas terrestres de Brasil y Paraguay para entregar sus cargamentos.(Úh)

PUBLICIDADE:
REMATE ESPECIAL DE INVERNADA: Regional Canindeyú -La Paloma del Espíritu Santo – Paraguay.

Comentarios

Más popular

Arriba