Paraguay

Negocio inmobiliario prevé seguir creciendo 2 a 3% más

Para el director de la empresa Canopy, consultora especializada en el sector inmobiliario, Ricardo Ávalos, no existe una sobreoferta como al parecer, según el mismo, se percibe por la falta de informaciones, por el simple hecho de que existe un déficit habitacional de 800.000 viviendas.

Alega que solo en Asunción se cuenta con 125.000 viviendas que albergan apenas 500.000 personas. “El problema de la percepción del precio sucede cuando mezclamos el déficit de vivienda, en su gran mayoría en el segmento medio bajo, con la gran oferta en el segmento alto”, explicó.

La perspectiva para el 2017 es que el negocio inmobiliario seguirá creciendo prudentemente entre el 2 y el 3%, especialmente en el ámbito residencial, mientras que en los segmentos corporativos se deberá trabajar sobre las ventajas de una oficina corporativa antes que una residencial y que los precios se ajustarán en cada mercado.

Explicó que en el sector premium no se cuenta con más de 1.000 unidades construidas y en construcción, y que pueden fácilmente ser absorbidas, de las cuales el 50% ya está vendido, mientras unos 8 edificios están terminados y otras 4 en construcción, con ritmos de venta lentos, pero sostenibles y que este segmento alto y sus productos son apenas una ínfima parte del mercado total.

Manifestó que en el sector medio hay más de 3.000 unidades habitacionales, en barrios como Las Mercedes o Jara, donde existe el doble de m2 con ventas más sólidas, pero que por alguna razón se tiende a prestar más atención solo a Santa Teresa. Otro punto a consideración es que en el sector medio bajo ni siquiera existe oferta, por ende no se puede hablar de sobreoferta.

En cuanto a la falta de oferta en el segmento de mayor demanda que es el medio, manifestó que el momento recién se está dando, ya que el sector de la vivienda económica es un subsegmento del mercado residencial, con márgenes bajos, donde la clave es la escala, donde no se puede competir en los sectores medio alto y alto. “Sabemos del déficit de este segmento, pero no tenemos información suficiente para tomar los riesgos que exige competir en este segmento”, dijo.

El economista César Barreto manifestó sobre el punto a través de redes sociales que el mercado en el segmento más alto es muy pequeño aún, duda asignada desde el inicio del desarrollo inmobiliario. “Hay una sobreoferta y se va a corregir con menores precios y períodos más largos de venta de las propiedades”, comentó.

Sobre las nuevas acciones de algunos desarrolladores, dijo que estos se están enfocando a la construcción de departamentos más pequeños y accesibles a la clase media. En cambio, las unidades lujosas están destinadas para personas de alto nivel adquisitivo, pocas en Paraguay, y que por ende resulta en un exceso de oferta y que a pesar de que los precios bajen de US$ 600 mil a US$ 500 mil, seguirán siendo caros para la clase media.LA NACION

INMOBILIARIA. CAPITANBADO.
PUBLICIDADE:
11986443_1914721322085846_5295716831903172404_n

Comentarios

Más popular

Arriba