Internacionales

Un 2017 entre la puja electoral y la recuperación de Brasil

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, los analistas del mercado estiman que en 2016 la variación del PBI argentino habrá sido de -2,3% y proyectan un crecimiento de 3% para 2017.
Foto: Cronista
El Cronista, Argentina

INMOBILIARIA. CAPITANBADO.
PUBLICIDADE:
11986443_1914721322085846_5295716831903172404_n

RIPE

La actividad repuntará en 2017. Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, los analistas del mercado estiman que en 2016 la variación del PBI argentino habrá sido de -2,3% y proyectan un crecimiento de 3% para 2017. Los números de la Cepal son similares: la economía argentina se habrá contraído -2% en 2016 y se expandirá 2,3% el año próximo. Los del FMI difieren levemente: 1,8 de caída este año y 2,7% de crecimiento en 2017.

REACTIVACIÓN DEL CONSUMO

También se prevé una reactivación del consumo. Esto, en parte, se debería a un mejor panorama en el mercado laboral. En 2016 cerca de un tercio de las empresas disminuyeron su plantilla. En 2017 comenzaría a frenarse la destrucción de empleo y los salarios le ganarían a la inflación, recuperando parte del poder adquisitivo perdido en 2016, según adelanta María Laura Calí, de SEL. Sin embargo, para el consumo masivo, la compensación será más gradual, prevé Patricia Sosa, de CCR. En cualquier caso, el crecimiento de 2017 será heterogéneo en términos geográficos, con mejores expectativas para el agro pampeano, adelanta Jorge Day, del Ieral.

Para que se reactive la industria, Dante Sica, de Abeceb, advierte sobre la necesidad de asegurar un marco legal, tributario y jurídico adecuado, coordinar las expectativas a favor de la inversión e impulsar políticas sectoriales.
ALMOR PARAGUAY.
PUBLICIDAD:
armor-620x390

DÉFICIT FISCAL

Que la economía se active y las subas de precios se moderen suena color de rosa, pero no lo es tanto si se contempla lo que pasará con las arcas públicas: Ariel Barraud, del Iaraf, anticipa un déficit fiscal primario de 3,5 en términos del PBI, menor al de este año, de 4,5, aunque aún elevado, que se financiará con más deuda. Si bien la relación entre la deuda neta y el PBI hoy es cómoda al nivel actual del 24,5%, el elevado déficit fiscal puede ser una amenaza a medio plazo, advierte Eric Ritondale, de Econviews, quien prevé que se necesite financiamiento ‘‘fresco’’ por US$ 23.000 millones en 2017.

El comercio exterior, fuente de divisas genuinas, tampoco luce muy alentador. Tras un 2016 con caída de las exportaciones e importaciones medidas en dólares, Marcelo Elizondo, de DNI, prevé que en 2017 haya una recuperación si se exploran mercados no tradicionales de Asia y África, ya que la economía brasileña se expandiría sólo 0,5%. 5DIAS

PUBLICIDADE.
Tacuru

Comentarios

Más popular

Arriba