Internacionales

La historia de “El Paisa”, el narco paraguayo que cobraba un subsidio de la ANSES

Eder Paolo Cantero Cabrera fue detenido como el cerebro de un envío en avioneta de casi media tonelada de marihuana que fue lanzado a un campo de Santiago del Estero. La investigación en su contra y la traición de sus cómplices
Por Federico Fahsbender
APP FM PARAGUAY DIGITAL
JÁ ESTA NO AR..A APP .FM Paraguay Digital.
NOVA EMPRESA DO GRUPO CAPITANBADO.COM
O MELHOR DA MUSICA PARAGUAYA COM FM PARAGUAY DIGITAL.
BAIXE AQUI O APP(APLICATIVO) NO SEU CELULAR.
CLICK AQUI > https://play.google.com/store/apps/details?id=com.fmparagay
================================================================
El día 16 de este mes, de acuerdo con la base de datos de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Eder Paolo Cantero Cabrera, “El Paisa”, podrá cobrar el primer pago de este año de un subsidio estatal a su nombre en un banco de la zona de Constitución. El pago siguiente, también según información en el sistema, será acreditado el 16 de marzo próximo.

Sin embargo, para Cantero Cabrera -de 34 años de edad, nacido en Paraguay, con DNI argentino y domicilio en José C. Paz– el problema de movilidad para ir a cobrar es evidente: está detenido desde este fin de semana pasado en la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal, acusado de ser el cerebro y principal organizador de un envío de 456 kilos de marihuana que cayó desde una avioneta sobre un campo de Santiago del Estero.

Ocurrió el 23 de noviembre pasado en la zona de Tacañitas, a 26 kilómetros de Añatuya. El Ministerio de Seguridad de la Nación difundió el caso con un nombre colorido: “Operación Skyfall”, en alusión a la última película del espía James Bond. No fue algo tan cinematográfico o glamoroso, en el fondo. El caso fue investigado por el juez federal Guillermo Molinari y el fiscal Eugenio Simón: las primeras pistas hablaron de una organización narco integrada por paraguayos y argentinos dedicada a abastecer a transas de la capital provincial, con un contacto hecho en abril “a un proveedor ubicado del otro lado de la frontera”: los envíos eran por vía aérea. Un hombre de la zona de Añatuya era el principal sospechoso de aportar el terreno para aterrizar.

La avioneta con la hierba zarpó finalmente el 23 de noviembre desde un punto desconocido en Paraguay tras varios intentos fallidos y demoras: la delegación Santiago del Estero de la PFA supo del lugar de entrega gracias a varias escuchas telefónicas.

Dos vehículos, una camioneta Isuzu y un Chevrolet Corsa que oficiaría como “puntero” para el traslado en ruta, estaban apostados en el punto de entrega. La avioneta, que intentó aterrizar en dos puntos distintos, dejó caer la marihuana desde el cielo, envuelta en bolsas de arpilleras. Así, luego de la caída de la droga, comenzó una persecución de los vehículos que llevó al arresto de dos argentinos. Otro paraguayo domiciliado en Capital Federal también fue detenido luego, junto con un santiagueño que vivía en la capital provincial que cayó con un arma de gran calibre, 20 mil pesos y balanzas digitales. Sin embargo, “El Paisa”, presente en el lugar, no pudo ser capturado: escapó monte adentro, así como la avioneta, que volvió a Paraguay sin ser identificada.

La división Precursores Químicos y Drogas Emergentes de la PFA fue la encargada de seguirlo durante cinco meses y finalmente detenerlo; las escuchas fueron la principal herramienta para dar con él. Los teléfonos, sin embargo, fueron una dificultad en el caso: los aparatos con líneas paraguayas no activan celdas argentinas, lo que permitiría una triangulación para ubicar a los imputados en zona.

El arresto de Cantero Cabrera fue realizado en su casa familiar de José C. Paz; “El Paisa” no ofreció ninguna resistencia. Era su primera vez con un juego de esposas en las muñecas, al menos en la Argentina. La PFA no tiene ningún antecedente penal previo o de ningún pedido de captura vigente en Paraguay. El hombre había sido padre en diciembre último.

“El Paisa”, hincha de San Lorenzo, tampoco vivía rodeado de grandes lujos: su casa de una planta era cómoda pero modesta, sus hijos nadaban en una pelopincho, tenía una moto Honda de mediana cilindrada y se movía en colectivo. Había fijado un primer domicilio en la villa Zavaleta al llegar al país.

La PFA no le encontró ningún trabajo estable en sus cinco meses de seguimiento. Para el juez Molinari, el hombre era un enlace, un ideólogo, “el cerebro de tirar la droga desde el aire, viajaba frecuentemente a Santiago”, asegura una fuente en la investigación a Infobae.

La división Precursores Químicos descubrió que “El Paisa” había aportado contactos de provisión en la zona paraguaya de Pilar, la capital del departamento de Ñeembucú, a 350 kilómetros de Asunción y uno de los principales focos del negocio de la marihuana en el país vecino junto a regiones como Pedro Juan Caballero. A fines de mayo pasado, un hombre fue detenido por la SENAD, la Policía antidrogas paraguaya en Pilar con casi mil kilos de hierba en su camioneta. Otros 700 kilos fueron descubiertos en noviembre último. Los reportes de los organismos de seguridad sobre la zona no lo mencionan como un foco de producción, sino como un punto de paso, con gran cantidad de pistas de aviación tanto legales como ilegales.

La investigación sobre “El Paisa” también reveló un costado un poco amargo del negocio que cayó volando sobre el campo de Tacañitas: según las escuchas, sus presuntos cómplices se pusieron de acuerdo para no pagarle su parte. Si es que fue así, Cantero Cabrera se perdió de un dinero considerable. En Paraguay, a precio mayorista, un kilo de marihuana prensada puede valer 30 dólares. En casas de dealers en Liniers o Boedo, ese mismo kilo puede ser vendido a nueve mil pesos: la carga de la avioneta fue de más de 400 mil pesos, a precio de transa final.
infobae

INMOBILIARIA CAPITANBADO
PUBLICIDAD:
“Lo que Buscas,Nosotros Tenemos”

Comentarios

Más popular

Arriba