Internacionales

El maltrato animal aumenta y la ley de protección es letra muerta

La indignación por la muerte de Rubito –nombre con que bautizaron los animaleros al felino filmado mientras un can pastor alemán lo atacaba por orden de su dueña– movilizó hace unas semanas a organizaciones a exigir la aplicación de la Ley 4840 De Protección y Bienestar Animal, que es “letra muerta” desde que se promulgó en el 2013.

Situaciones similares se replican y solo algunos casos trascienden al viralizarse en las redes. La semana pasada fue hallado crucificado y sin vida un felino que merodeaba cerca de la iglesia de Ñemby. Desconocidos clavaron las patas del animal a una cruz en el predio del templo.

Un día después, Delio Ramón Calonga fue imputado por disparar con una escopeta a un perro que pasaba cerca de su propiedad. Según vecinos, no era la primera vez que lo hacía. El hombre fue imputado por transgresión a la ley de armas, producción de riesgos comunes y perturbación a la paz pública.

Pero el morbo y el goce con que se cometió la crueldad contra Rubito –estos hechos muy pocas veces son registrados–, no solo desconcertó en las redes. La indignación se trasladó a la calle cuando un grupo de ciudadanos marcharon junto a sus mascotas por la Costanera de Asunción para pedir justicia.

Raquel Cubilla, impulsora de la Ley 4840, sostiene que al Poder Ejecutivo no le interesa lo concerniente a la vida animal, pues pese a que la normativa se promulgó hace más de 3 años, esta se encuentra sin reglamentación y acéfala de autoridad de aplicación. Son demasiadas las personas que desconocen o no reconocen la plena vigencia de la ley, y si una persona va a la comisaría a hacer una denuncia de maltrato solo sirve para sentar precedente.

La Fiscalía –explica Cubilla–, tiene la potestad y obligación de velar el cumplimiento irrestricto de toda ley vigente, pues debe actuar en el caso de Rubito y otros innumerables casos denunciados.

“Existe una apertura o mayor empatía expuesta hacia los animales, pero nada puede instaurarse en la sociedad como valor, lastimosamente, si casos como el de este gatito (Rubito) no reciben el castigo que se merece, concretamente un elevado castigo pecuniario”, señala Cubilla.

Denuncias. A diario las organizaciones y los activistas recepcionan denuncias de crueldad animal por todos los medios: virtuales, personalmente y por vía telefónica. A través de páginas de Facebook como Narices Frías y Maltrato Animal Paraguay-Denuncias.

Las personas informan sobre animales atados sin comida ni agua abandonados a su suerte, perros de raza que una vez enfermos son arrojados como basura a espera de la muerte, zoofilia, etc.

“No existe la conciencia de la calidad de ser sintiente en nuestra sociedad, salvo excepciones en que somos quienes luchamos por ellos sin importarnos cuánto destinamos de nuestros ingresos para solventar atenciones veterinarias y hasta en muchos casos muertes dignas ante ya casos sin soluciones médicas posibles”, relata Raquel.

Recuerda que la misma Ley 4840/13 expresa que se considera a los animales “seres sintientes y objetos de derechos como también lo establecen Derechos Internacionales de los Animales, que fueron tomados en cuenta para la redacción de la normativa.UH
PUBLICIDADE ANUNCIE.
PUBLICIDADE:

========================================
CERVEZA RIO
PUBLICIDAD:

VENTAS:0336-273036 – EN ITAPOPO HOME CENTER.
PEDRO JUAN CABALLERO.VENTAS:0336-273036 –

Comentarios

Más popular

Arriba