Paraguay

Interesados en comprar casas se quejan de precios inflados y burocracia

Lo que hasta hace unos años atrás era el hada ma­drina para alcanzar el sue­ño tan anhelado de la casa propia, la Agencia Finan­ciera de Desarrollo (AFD), solo en poco tiempo se con­virtió en la peor pesadilla para muchos.

Yeruti Salcedo

[email protected]

@yerutree

La casa propia es sinónimo de seguridad. Pero desde hace ya algunos años, la falta de un soporte finan­ciero tanto público como privado sumado al fuerte encarecimiento del me­tro cuadrado clausuró casi totalmente el acceso de la clase media.

Si bien es cierto que los créditos para la vivienda permiten elegir entre ad­quirir una casa terminada o iniciar la construcción de una nueva, acceder a estos créditos es prácticamente imposible. Muchas veces debido a la ineficiencia de las personas que “ayudan” a los solicitantes y otras ve­ces por la burocracia de los bancos para alcanzar el tan anhelado crédito.

Si bien es cierto que años atrás las tasas de interés eran prácticamente el doble de las actuales, hoy en día siguen siendo altas.

“Las dificultades son va­rias, empezando por la bu­rocracia y el lento proceso para obtener un crédito, además de las tasas eleva­das. Entiendo que la más baja es la que ofrecen los bancos de plaza a través de AFD, siendo la misma 10,50% anual. Si bien es una tasa atractiva, ya que históricamente el Paraguay nunca tuvo tasas muy ba­jas, los altos precios de los inmuebles sumada a dicha tasa hacen que las cuotas y el precio final del inmueble se encarezcan demasiado”, indicó Javier Talavera, di­rector de Sumá Negocios Inmobiliarios.

TASAS MÁS BAJAS

En cuanto a las dificul­tades, explicó que mucho tiene que ver con la políti­ca económica que tiene el país. Se deberían conseguir fondos para que las perso­nas puedan comprar una vivienda financiada con una tasa más baja.

“Por ejemplo, en nuestro país, una excelente tasa sería 10,5% a 10 años de plazo, una vivienda de G. 600.000.000 al final del crédito termina costando más de G. 1.030.000.000 (+ 72%). Eso sin mencionar que la cuota mensual se­ría de unos G. 8.400.000. También cabe destacar que hay otros factores que en­carecen mucho el crédito, como son la escritura de la hipoteca, la tasación del in­mueble a comprar, el gasto administrativo que cobran los bancos, el IVA que pagan los intereses”, sostuvo el profesional.

Sostuvo que en el país hay demasiadas oportunidades si la financiación bancaria para compra de viviendas es accesible. La demanda está, lo que está en oferta lastimosamente la gente no puede comprar. Paraguay necesita desarrollar una política específica para la financiación de viviendas, con condiciones especiales en las tasas, impuestos y plazos.

VIVIENDAS PARA CLASE MEDIA

En los últimos años se ha hablado mucho del déficit habitacional, tanto desde el sector público, encargado de realizar políticas para paliar esta situación, como desde las diferentes organiza­ciones sociales que buscan brindar mejores condicio­nes de vida a la población.

DEPARTAMENTOS PARA CLASE MEDIA

“Actualmente la mayoría de las personas de clase me­dia se encuentra alquilando, ya que por el momento es muy difícil pagar un présta­mo hipotecario y las perso­nas que califican para dicho crédito se ven asustadas al ver el precio final que les costará el inmueble. Poco a poco los desarrolladores in­mobiliarios se van volcando a proyectos de viviendas para la clase media y van de­jando los proyectos de lujo. Creemos que las viviendas y edificios de lujo ya no tienen mayor demanda que cubrir”.

“Departamentos y dúplex hasta los US$ 100.000 son productos que este seg­mento de mercado puede y quiere pagar. Por ejemplo, para adquirir un departa­mento de G. 400.000.000, se hace una entrega del 20% (G. 80.000.000), que la persona puede tener ahorrado y el saldo se financia a 15 años de plazo con una tasa del 11%, dando como resultado cuotas mensuales de G. 3.800.000. Esto es lo más similar a un alquiler que esta persona probablemente ya esté pa­gando hace años”, explicó Talavera.

En el país no ha habido planes de acceso al sector de la vivienda media, lo que generó una demanda acu­mulada importante. Existe una población mayoritaria­mente joven, cerca del 70% (menos de 30 años de edad), quienes no tienen un futuro de vivienda asegurada. En este sentido, estos planes para adquirir viviendas con tasas accesibles son funda­mentales para el futuro de los jóvenes.

“Hagamos el ejercicio de comprar la misma vivien­da descripta más arriba, al mismo precio, al mismo plazo, pero con una tasa del 6%. El resultado arroja una cuota mensual de G. 2.790.000. En 180 meses, esta diferencia significa­ría un ahorro total de G. 181.800.000, sólo en intere­ses”, finalizó el profesional. 5dias

PUBLICIDADE:
13335584_1261101470574641_8995245451437784441_n

Comentarios

Más popular

Arriba