Frontera

Las várices son tratables con algunos ejercicios sencillos

Las várices son un problema recurrente en las personas y aparte de dejar un mal aspecto en las piernas, en algunos casos hasta causan dolores intensos.

El Mundo

RIPE

Como estos malos sue­len aparecer tanto de forma genética como por malos hábitos, también pueden ser tratados con ejercicios físicos cuando todavía sean leves.

Un doctor especialista en cirugía vascular, Ig­nacio Lojo Rocamonde, habló para el diario El Mundo al respecto.

“La actividad física es un elemento fundamen­tal en la mejora de la sintomatología de un pa­ciente con varices. Una persona diagnosticada de insuficiencia venosa y que tenga una vida se­dentaria o pase mucho tiempo sentada tendrá más edemas y sintoma­tología que aquella con vida más activa”, afirmó.

En el artículo indican que el objetivo funda­mental es que “los mús­culos de las piernas, al moverse y contraerse, ayuden al bombeo de la sangre hacia arriba y así eviten el edema o retención de sangre en tobillos”, según el doctor José Román Escudero, presidente de la Asocia­ción Cuida Tus Venas y director del servicio de Angiología, Cirugía Vas­cular y Endovascular del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, en Barcelona.

Además, menciona que con ello se puede mejo­rar la presión en las ve­nas y la sintomatología, pero que la enfermedad es incurable ya que no se puede saber la causa.

“Las piernas con más liquido retenido pesan más y duelen más por lo que la reducción del mis­mo ayudará a mejorar siempre”, indica.

Así como aconsejan los especialistas, cualquier ejercicio que implique mover la extremidad es aconsejable: ejerci­cios que promueven la contracción cíclica de la musculatura de los miembros inferiores.

Antonio Fernández Brito, médico estético y director de la clínica de flebología Dr. Varices, en Madrid, propone colo­carse de puntillas, mover los dedos de los pies, rea­lizar flexiones y rotación de los pies, movimientos de pedaleo, etc.

“La natación o el aqua­gym son de los mejores deportes cuando se tie­nen varices. El efecto doble del agua y el mo­vimiento de los múscu­los hace que se active la circulación sanguínea. Por su parte, al caminar, se ejerce presión sobre la planta del pie, lo que hace que la circulación se active”, explica Ale­jandro Moro, cirujano vascular.

Los especialistas indi­can que disciplinas como el yoga o la gimnasia rít­mica ayudan a estimular la circulación movili­zando la sangre acumu­lada de muslos.

“La práctica regular de estos ejercicios ha de­mostrado ser eficaz para mejorar la circulación venosa. Se recomienda realizarlos diariamente y basta con invertir 5 mi­nutos cada día”, puntua­liza Fernández Brito.
5DIAS

PUBLICIDADE.

=================================

PULICIDADE.

============================================

Comentarios

Más popular

Arriba