Frontera

El real se desvaloriza cada vez más y casi ya no se ven turistas por la frontera

PEDRO JUAN CABALLERO. En la medida que la moneda brasileña, el real, se va desvalorizando ante el dólar, la ausencia de turistas compradores en esta frontera es cada vez más notoria, llegando a un punto tal, en que los días de semana, de lunes a viernes, ya prácticamente no se ven turistas en las calles y con mayor razón en los comercios, excepto los días sábado en que al menos se puede observar un poco más de movimiento, pero no lo suficiente para oxigenar el comercio.
PUBLICIDAD:
anuncie7
En la víspera, miércoles 23 de setiembre, la moneda norteamericana con relación al real marcó un record histórico al cotizarse 4.15 reales por dólar, situación esta que vuelve cada vez menos conveniente para el turista brasileño comprar productos importados en territorio brasileño, ya que para ellos eso significa un considerable aumento de precios en los productos, aunque los mismos no hayan sufrido variación en dólares.

Afecta a la frontera

Teniendo en cuenta que en un 100%, el comercio destinado al turismo de compras depende del vecino país Brasil, para evaluar esta situación de crisis se debe tener en cuenta a ambas ciudades fronterizas, Pedro Juan Caballero (Py) y Ponta Porã (Br), ya que el movimiento comercial, cuando se da, afecta tanto a Ponta Porã como a Pedro Juan Caballero. A Ponta Porã en el sentido que es la puerta de entrada y salida del Brasil, en donde se concentra la mayor infraestructura hotelera y gastronómica, especialmente para horarios nocturnos, además de las gasolineras, y Pedro Juan Caballero en donde se concentra el 100% de los comercios de productos importados que son la principal causa y el interés de los turistas compradores por visitar esta frontera, ya que no existe algún tipo de atractivo turístico propiamente dicho.

Se busca alternativas que no existen

En medio de la desesperación que genera la crisis comercial, sector responsable por al menos el 80% de la economía de la región y que ocupa la mano de obra de más de 10.000 personas, se busca alternativas con la creación y difusión de atractivos turísticos que despierten el interés del comprador brasileño por venir a esta frontera, cuando la realidad nos dice que el momento de crisis económica por la que atraviesa el Brasil, no le permite al consumidor brasileño realizar turismo.

Un ejemplo de ellos es la caótica situación por la que está pasando el comercio en Ciudad del Este, en donde igualmente la presencia de turistas es casi nula, y eso que cuenta con verdadero atractivos turísticos reconocidos a nivel mundial como ser, la represa de Itaipú y las cataratas del Yguazú del lado brasileño, además de la triple frontera que conforman Paraguay, Brasil y Argentina.

La industrialización podría ser una buena alternativa

Una alternativa, aunque esta sea a largo plazo, es lograr la industrialización de la ciudad, lograr atraer la mayor cantidad de industriales interesados en invertir en esta parte del país, como ya lo hicieron algunos empresarios brasileños que instalaron aquí sus industrias, a lo que ahora se le sumará un frigorífico, gracias al cual se le dará valor agregado a la producción ganadera que en el departamento de Amambay ya supera las 1.000.000 de cabezas de ganado vacuno.

De igual manera, una vez que se realice, como se tiene previsto para el martes 29 de setiembre próximo, el “III Congreso de Inversionistas” impulsado por la Gobernación de Amambay, sería interesante que entre los casi 200 empresarios que confirmaron su participación, haya uno, y si son más mucho mejor, dedicados al rubro de fabricación de aceite, para de esa forma poder darle también valor agregado al rubro soja, maíz, girasol y otros productos oleaginosos, que hasta hoy son exportados en bruto sin generar mucha mano de obra, como lo haría una industria del ramo.A.DIGITAL.
PUBLICIDADE.
JOYA cell

Comentarios

Más popular

Arriba