Paraguay

El negocio de ser “consultor”

Unos G. 10.579 millones es lo que destinó el Estado paraguayo en hacer estudios de “consultorías, asesorías, investigaciones, estudios y proyectos de inversión” en 2015. Entre los más adjudicados aparece un funcionario público.
negocio-con-las-consultorias-115420
Todas estas contrataciones se realizaron por vía de la contratación directa, es decir, sin una licitación de por medio. En ese sentido, la normativa de Contrataciones Públicas establece que se recurrirá a este procedimiento en caso de que el monto a ser adjudicado sea menor a los 2 mil jornales mínimos (unos G. 140 millones). No obstante, señala que puede tratarse de un monto superior de acuerdo a excepciones bien específicas.

En ese sentido, para llamar a una contratación directa en los casos de excepción por un monto superior a los G. 140 millones, se menciona entre otros puntos más importantes, que el contrato sólo puede celebrarse con una determinada persona ya sea en caso de obras de arte, por desastres producidos por fenómenos naturales, con fines de garantizar la seguridad de la Nación, para la adquisición de bienes o locación por razones técnicas o urgencias impostergables, etc.

Algunos de los nombres de estas consultorías no parecen ser ni obra de arte, ni para salvar algún eventual desastre o garantizar la seguridad de la Nación. En el “ranking” de consultores, al menos en los primeros 20 que superaron los G. 100 millones, aparecen algunos casos llamativos que iremos publicando con el transcurrir de los días, tales como funcionarios estatales o exfuncionarios que ganaron importantes contratos para hacer asesoramientos o consultorías.

UN PANAMEÑO, EL FAVORITO

En el ranking elaborado por ABC Color, el consultor “más caro” fue Juan Abreu Méndez, que no tiene relación alguna con el futbolista Sebastián “loco” Abreu, nuevo fichaje estrella del Sol de América, pero que al igual que el deportista, el consultor tiene un cachet bien elevado, de acuerdo a las cifras que le pagó el Ministerio de Hacienda para hacer su trabajo.

Juan Abreu Méndez es panameño, vicepresidente de la Consultora Panameña “Idea International” y director de esta organización para los países hispanoamericanos. Según la web de esta empresa, se trata de una firma que brinda soluciones para la implementación de programas o proyectos de gobernabilidad.

En nuestro país, Abreu Méndez fue contratado como consultor para hacer el “Acompañamiento da la implementación de la gestión para resultados en Paraguay” por un total de G. 390 millones, según los documentos que aparecen en Contrataciones Públicas. Según este contrato, la mayor parte del dinero salió de los fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En la resolución N° 8 del Ministerio de Hacienda, del 12 de octubre de 2015, se lee que el aporte del Estado paraguayo para esta consultoría –que debe terminar en mayo de este año- fue de unos G. 34 millones.

La segunda empresa es BDO Auditores y Consultores, de una reconocida trayectoria en el país y que obtuvo un contrato de G. 318 millones con el Ministerio de Salud para una auditoría externa del programa de Agua Potable y Saneamiento para las Comunidades Indígenas y Rurales de los años 2014, 2015 y 2016. La firma ganó otro contrato por G. 100 millones –siempre en 2015- con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que le abonó dicha suma por la “consultoría de Apoyo técnico para el proceso de implementación del Modelo Estándar de Control Interno (MECIP)” de la institución.

EL CASO DEL FUNCIONARIO RONNY

En la tercera posición de la lista de los contratos más “jugosos” ya aparece Ronny Javier González González, un funcionario de la gobernación de Alto Paraná quien aparece como Secretario de Obras y percibe mensualmente un salario de más de G. 7.000.000.

González figura como adjudicado de un contrato por G. 140 millones por parte de la Municipalidad de Mayor Otaño (Itapúa), para la “elaboración de estudios de proyectos de inversión”, según se lee en los contratos establecidos.

Ronny no solo ganó este contrato con el Estado. En setiembre de 2015, fue nuevamente beneficiado con otra adjudicación –vía contratación directa- con la Municipalidad de Yguazú, institución que le desembolsó G. 128 millones para hacer el “Proyecto de limitación de la zona urbana, creación de núcleos urbanos y amojonamiento de límites del distrito de Yguazú”, un trabajo acorde a su profesión, ya que el mismo se desempeña como topógrafo e ingeniero civil.

Pero aquí no termina la suerte de Ronny con las contrataciones directas. El 5 de mayo de 2011 se crea la empresa 3G & B Asociados SACI, con casa matriz en Asunción y otra sucursal en Itacurubí de la Cordillera. Los directivos que crearon la empresa son: José Blas Garcete Pacheco y Gualberto Enrique Franco, como presidente y vicepresidente, respectivamente, mientras que como directores titulares aparecen Diosnel Bareiro y Ronny Javier González González.

En mayo de 2015, la Municipalidad de Itakyry, Alto Paraná, le adjudicó en forma directa a 3G & B Asociados SACI, un contrato por G. 30 millones para la elaboración de un proyecto de Psicicultura. Haciendo un repaso en los últimos años, desde 2012 a 2015, la firma 3G & B Asociados SACI, fue beneficiada con un total de 19 contrataciones directas por un total de G. 1.058 millones en la categoría de consultoría, asesoramiento e investigación, de los cuáles 17 contratos fueron con la Municipalidad de Ytakyry y las dos adjudicaciones restantes con la Gobernación del Alto Paraná.

Ronny sigue como funcionario permanente de la Gobernación del Alto Paraná, en donde aparece como secretario de Obras Públicas, con una remuneración mensual de G. 7.625.200. En los registros de dicha institución, aparece que el funcionario ingresó a dicha entidad en 2013, cuestión que el mismo funcionario confirmó a ABC Color.

“Yo tengo gente que trabaja conmigo por eso mi situación laboral como empleado público no se interpone a lo que pueda hacer en forma particular” explica Ronny, en conversación con ABC Color. Señala que para presentarse a los concursos públicos, primero se asegura de que sean concursos en los que se pueda presentar, ya que existen algunas adjudicaciones en los que se exige presencia en el lugar de trabajo del contratado, mientras que hay otros en los que mayormente no se exige la presencia física. “Generalmente, cuando es prestación de conocimiento, que es en los que me presento y gano, se refiere a elaboración de proyectos. Es ir al lugar una vez y hacer las mediciones, trabajar en los planos” señala Ronny.

Con relación a la adjudicación con la Municipalidad de Mayor Otaño, dijo que ya venía realizando su trabajo de consultoría desde 2011 hasta 2013, y 2014 paró porque el contrato exigía una presencia casi diaria del encargado del proyecto. Sin embargo, para este año, de nuevo tuvo posibilidad de hacerse cargo del contrato debido a que la licitación le permitía presentarse. “Yo salgo de la gobernación a las 13:00 y después hago mi trabajo en forma particular” asevera el funcionario.

MAÑANA: Otros casos de altos exfuncionarios y gente vinculada a la justicia y a la política que también tuvieron mucha suerte para ganar millonarias licitaciones del Estado en forma directa para hacer consultorías y asesoramientos.

[email protected] – @aldo_be
PUBLICIDAD:
12042634_958725674150928_7329707493715461530_n

Comentarios

Más popular

Arriba