Paraguay

Del productor al súper, el tomate y la lechuga cuestan 100% más caro

Negro panorama para pro-ductores frutihortícolas a raíz de las intensas lluvias registradas semanas atrás, que echaron a perder el 80% de la producción, principalmente la lechuga, por ende los precios se dispararon alcanzando incluso los G. 12 mil cada una. Según un informe del Banco Central del Paraguay, en los últimos 4 meses la lechuga subió 136%. La producción de tomate y locote también se vieron perjudicados, afectando a m&aacu

Yeruti Salcedo

[email protected]

“La producción se echó a perder por el exceso de llu-via, los perjuicios son bas-tantes, se vuelve insosteni-ble controlar las plagas. Todo el sector frutihortícola se vio afectado más la producción de lechuga que se perdió en un 80%. El tomate y el locote se perdieron por el exceso de lluvias. Los precios están muy altos, el locote se co-mercializa a 12 mil por kilo”, indicó Silvio Riveros, de la Federación Nacional de Pro-ductores Frutihortícolas del Paraguay (Fenaprofhp). Los precios varían de acuerdo con los diferentes centros de abastecimiento, según indicó Riveros. “La lechuga los productores venden a G. 6.000, pero como corresponde a una cadena van desde los G. 8.000 y en los supermercados pueden alcanzar los G. 12 mil. En el abasto se vende a 8.000 y en los supermercados le recargan un 50% más. Los precios van a seguir subiendo en el caso del locote, la producción de Brasil tampoco es buena y se trae de Argentina, pero la calidad tampoco es buena”, sostuvo el productor.

Consumo

Se estima que en el país se consume entre 200 a 250 toneladas de tomates por día, se cultivan unas 1.800 plantas por hectárea, las mismas arrojan una pro-ducción de entre 35 a 40 mi-llones de toneladas por año. El tomate es considerado la hortaliza más importante cultivada en el Paraguay.

Producción

El mercado local aún no puede ser satisfecho de hortalizas producidas por agricultores del país, actualmente Paraguay depende de las importaciones que se realizan desde Argentina; el costo del tomate por caja es de G. 170.000, la bolsa de ce-bolla G. 100.000, la caja de pepino G. 70.000 y la papa a G. 55.000. Competir con la calidad y capacidad de producción del vecino país es el desafío.

En Paraguarí existen al-rededor de 250 hectáreas de producción de cebolla y hay condiciones para que el departamento sea pro-veedor de ésta y otras hortalizas de alto consumo, aunque no en la totalidad de la demanda. En el departamento de Caaguazú se han registrado 1.034 fincas este año, principalmente de productores de tomate, cebollas, locote, repollo, zanahorias, entre otros en menor escala. El Ministerio de Agricultura y Ganadería informó que, de acuerdo con la planificación para la producción de tomate y locote de la Campaña Agrícola 2015/2016, se destinarán unas 1.034 hectáreas para la producción de ambos rubros en los departamentos de Caaguazú, Alto Paraná, Paraguarí, Concepción, Itapúa, San Pedro, Canindeyú, Presi-dente Hayes, Amambay, Cordillera y Central.

La horticultura es una actividad que puede generar ingresos importantes, si se proyecta adecuada-mente la comercialización en el mercado nacional e internacional. El tomate es un rubro que puede ser sembrado en forma planificada, en una pequeña finca diversificada. Sin embargo, bajo condiciones de alta temperatura y humedad, el cultivo se ve afectado por diversas enfermedades que afectan la producción que se realiza en campo abierto. Estas enfermedades causan el bajo rendimiento y calidad e inclusive pérdida total.

En el Paraguay la producción hortícola es una importante alternativa para la agricultura familiar, dado que es una fuente significativa de trabajo e ingresos para las familias rurales. El rubro frutihortícola en el país presenta un déficit importante y debería ser potenciado con el objetivo de fortalecer la producción en busca de nuevos mercados. El rubro de las bananas y naranjas es el único que presenta un desarrollo relativamente alto en el país, existen muchos otros sectores con potencial de producción. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba