Agronegocio

SOJA NO CHACO:Parcelas demostrativas arrojan resultados positivos

Cayó mucha lluvia en­tre fin de año e inicios de enero en el Chaco Central donde se realizan las in­vestigaciones para obtener variedades de soja resis­tentes a las sequías y a las altas temperaturas, infor­mó Luis Cubilla, gerente técnico de la Cámara Pa­raguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco).
PUBLICIDAD:
banner-anuncie
Yeruti Salcedo

[email protected]

“Hace mucho calor pero los cultivos están crecien­do de forma muy regular sobre todo en las parcelas experimentales”, informó.

Cubilla comentó que la soja se está adaptando bien al suelo chaqueño, pero va a depender de varias cam­pañas para decidir cuáles son los materiales gené­ticos que más se adaptan. La expectativa es que estos granos formen parte de la suplementación animal.

“Llovió hasta 240 mm en una noche y eso no ocurría hace 10 años. Esto nos sir­ve para fortalecer las pas­turas”, mencionó Erwin Reimer, presidente de la Fecoprod.

Sostuvo que hasta el momento los caminos permiten transportar con normalidad la producción de carne y de leche, salvo en la zona más baja de Filadelfia, donde el as­faltado juntó agua, dando una idea para corregir los desagües de la ciudad.

Otras zonas con inunda­ción son las cuencas bajas del río Tebicuary en el de­partamento de Misiones, donde los cultivos de arroz tuvieron considerables pérdidas. Las lluvias se distribuyen en todo el país en el marco del fenómeno climático del Niño.

“La nueva variedad So­japar R-19 brinda mejor producción, mayor segu­ridad de cosecha y econó­micamente, menor uso de fungicidas”, informó el gerente de Inbio, Ricardo Pedretti. “Con esta tec­nología tratamos de dar una protección genética a la producción de granos”, resaltó.

La alianza público-priva­da del IPTA y el Inbio bus­cará el mismo éxito alcan­zado con la investigación en trigo que en los últimos 50 años lanzó más de 14 variedades con una alta aceptación por parte de los productores.

Este fin de semana se co­menzará la temporada alta de cosecha de soja. Por de pronto, los resultados de la Alianza Público-Privada para la investigación en soja ya se empiezan a ver con ansias de abarcar ma­yores superficies cada año.
PUBLICIDAD:
TOYONORTE
INVESTIGACIÓN

En 2015 unas 16 varieda­des de soja adaptadas al Chaco paraguayo llegaron al país para iniciar el sue­ño de tener materiales ge­néticos capaces de tolerar las altas temperaturas y el estrés hídrico, caracterís­ticas que imperan en esa zona.

Las semillas de soja pro­vienen de la unidad ARS Stoneville del Departa­mento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) y de la Universidad de Mis­souri.

Este trabajo se celebró dentro de la alianza es­tratégica entre la Cámara Paraguaya de Exportado­res y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) y el organismo del gobierno estadouni­dense que dispuso de su banco de germoplasmas para alimentar el pro­yecto.5DIAS

PUBLICIDAD:
nissan

Comentarios

Más popular

Arriba